1. Las verduras que crecen sobre la tierra, como tomates, coliflor, habichuelas, entre muchos otros, se deben llevar al fuego en agua caliente, lo contrario que las verduras que crecen dentro de la tierra, como las papas, zanahorias, yuca, que se deben llevar al fuego en agua fría, esto evita que se pierdan sus propiedades, para el caso de las que crecen encima de la tierra y se cocinan bien, para el caso de las que crecen dentro de la tierra.
  2. No agregues sal a los vegetales antes de que estén bien cocidos, esto evitará que pierdan color y que la cocción no se retarde, perdiendo también nutrientes.
  3. Las frutas como las manzanas o las peras, se oxidan con facilidad y se ponen oscuras después de cortarla, para que esto no ocurra y las puedas disfrutar en excelentes condiciones, después de pelarlas colocarlas en un recipiente con agua y el zumo de 1 limón, por 20 minutos y listo, su color y apariencia estará intacta al momento de servirlas.
  4. Cuando tengas un limón de apariencia muy seca, solo basta con que lo coloques en un pequeño recipiente con agua hirviendo por unos minutos. y quedara como nuevo.
  5. Para que la cebolla no te haga llorar, introdúcela un par de minutos en el congelador antes de cortarla.
  6. para quitar el sabor fuerte de una cebolla, coloca en un recipiente con agua y sal por unos minutos, luego lávala con agua caliente y si la quieres más crocante por último pásala por agua fría.
  7. para que una lechuga esté fresca y crujiente al momento de servirla, incluso puedes guardarla en el refrigerador por algunos días sin que se ponga vieja, lávala bien y córtala, colócala en un recipiente con agua y llévala a la nevera por 20 minutos mínimo.
  8. Los vegetales o frutas que necesitas que maduren, no deben ir al refrigerador, pues el frío no deja terminar este proceso.
  9. para que un omelette quede bien esponjoso, solo basta con añadir a los huevos un poquito de leche, sal y una pizca de harina de trigo.
  10. cuando quieras calentar arroz que tenias