Las listas son la mejor alternativa para distribuir de manera adecuada a nuestros amigos en esta red social, por ello, te presentamos de manera generalizada algunos elementos claves a tomar en cuenta para sacar el mayor provecho de una publicación, dejando que sea vista por un grupo determinado, optimizando tu experiencia en Facebook.

Decídete a elaborar listas

En primer lugar debes entender la importancia de distribuir a tus contactos en listas. Independientemente de que tu número de amigos sea amplio o no, es muy práctico publicar contenido solo para ciertos grupos de personas, mejorando así tus condiciones de privacidad. De esta forma, te evitas perder tiempo, marcando como excepciones a ciertas personas cuando haces una publicación que consideres personal.

Crear una lista de amigos es algo muy sencillo con Facebook

Importa contactos

Aunque Facebook siempre insiste en esto, muchas personas no se atreven a hacerlo. Trata de importar a la red los contactos de tu correo electrónico, para que al final te manejes con una sola lista de contactos que puedes administrar con diversas aplicaciones web. Puede ocurrir que no quieras tener en la red a tus compañeros de trabajo, pero debes saber que esto en ocasiones es mal visto, así que puedes agregarlos y decidir cuáles de tus publicaciones pueden ver.

7 categorías para agrupar

En general, se recomiendan agrupar a tus amigos en siete categorías básicas. Inicialmente, encontramos a tus amigos cercanos, que son personas de mucha confianza a quien probablemente no ocultes nada. Luego, tenemos al grupo de compañeros de trabajo, esta lista puedes hacerla de diversas formas, por ejemplo, separándolos por las empresas a las que pertenece cada uno, según tus lugares de trabajo.

Por otro lado, está el grupo familiar, que a su vez también puede subdividirse según el tipo de parientes. Posteriormente aparece la categoría de conocidos, donde incluiremos a las personas que no son muy cercanas. De aquí en adelante, podemos categorizar a las personas que estudiaron con nosotros, que pertenecen a nuestro lugar de nacimiento y finalmente, aquellos amigos que deben tener acceso restringido a nuestras publicaciones.

Recuerda que un mismo contacto puede estar presente en varias listas, además, estas son modificables, de manera que también podemos rotarlo, según el grado de interacción que se vaya produciendo bien sea a nivel digital o real.