Consecuencias en el cambio climático

Los árboles son  los reguladores naturales de la atmósfera y todas sus funciones ya que proveen oxígeno y humedad a la capa atmosférica más próxima a la tierra. Los árboles son los pulmones del mundo y son, además, reguladores de la temperatura. Estas funciones son sumamente importantes. También en su base crecen y se multiplican pequeños ecosistemas que, de no estar el árbol, estos ecosistemas se extinguen. Todo en la naturaleza funciona en equilibrio y cuando dicho equilibrio se rompe son muchos los puntos que se ven afectados, algunos ni siquiera están estudiados. Entre otras cosas que se ven afectadas están los lugares en los que anidan las aves quienes se ven obligadas a migrar con consecuencias ecológicas que se desconocen.

La tala de árboles también afecta a los cursos de los ríos y esas áreas taladas comienzan a volverse desiertos y zonas no habitables para algunas especies de animales.

Además el papel que no se recicla y se tira a la basura común tiene que ser procesado por la naturaleza y es muy lenta su degradación hasta la total desintegración. Los químicos que se utilizan en las tintas con que se imprimen los papeles es altamente tóxica para el medio ambiente y no se degrada. Además tapan los espejos de agua y los animales los consumen al tomar dicha agua atragantándose a veces y contaminándose con la tinta.

Para cuidar la salud de todos

En la tinta utilizada coexisten químicos que son generadores de cáncer tanto para animales como para seres humanos ya que muchos papeles van a parar a los lugares de donde posteriormente se tomará el agua para el consumo humano. El riesgo es alto.

Por eso es necesario separar el papel y cartones de la basura común y enviarlo a centros de reciclado donde se hará el tratamiento que corresponda para su reutilización. Si este modo de proceder todavía no está legislado es hora de pedir que se realice una legislación al respecto.