Gracias al congelador también podemos ahorrar mucho dinero, adquiriendo algunos productos frescos cuando están a bajo precio y utilizándolos cuando están más caros en la tienda, para no depender tanto de la temporalidad a la hora de realizar nuestras recetas favoritas.

Sin embargo, cometemos muchos errores a la hora de congelar los alimentos, tanto en el caso de productos frescos de forma individual o incluso al congelar platos preparadados, los cuales pueden hacer que pongamos en riesgo nuestra salud. Si quieres congelar bien un alimento sigue estas recomendaciones:

  • El pescado se debe de congelar cuanto más fresco mejor y muy limpio. Adquiere tu pescado en una tienda de total confianza, especialmente si no sabes diferenciar muy bien el pescado fresco del que ya tiene unos días. Esto ocurre especialmente cuando se compran trozos y no piezas enteras a las que no se les ven los ojos. Es importante asegurarse de que no se trata de pescado descongelado. Esto ocurre muy a menudo con el calamar, la sepia y otras especies similares que se venden descongeladas. Si el cliente no se fija y lo compra pensando que son frescos podría volver a congelarlos con grave riesgo. En la etiqueta del producto ya figura si es o no descongelado, pero ante la duda se debe de preguntar siempre. Los pescados no se deben de tener congelados por más de seis meses y los mariscos tan solo tres. En cualquier caso, se trata de fechas orientativas, ya que dependerá de la calidad del congelador y de las temperaturas que aguante. No es lo mismo un arcón de calidad que un congelador pequeño de nevera.
  • Toda la carne puede congelarse, pero al contrario de lo que sucede con el pescado en el caso de la carne es conveniente dejarla unos días en la nevera antes de meterla al congelador. Esto hará que sea mucho más tierna y se debe de hacer especialmente si se compra el día que se recibe en el supermercado.La carne de vaca aguanta en el congelador pequeño incluso un año como máximo, el pollo no se recomienda tenerlo más de ocho meses y el cordero y el cerdo tan solo seis.
  • En el caso de las verduras es necesario escaldarlas antes de cocinarlas. Por este motivo, la mayoría de la gente prefiere congelarlas previamente preparadas. Para garantizar todo su sabor se recomienda no tenerlas en el congelador pequeño más de seis meses.

Algunas medidas de seguridad

Al congelar los alimentos es muy importante hacerlo en bolsas adecuadas o en recipientes herméticos. Si se van a introducir alimentos frescos sobre alimentos previamente congelados es muy importante que no se toquen, ya que el alimento nuevo que se introduce puede actuar sobre el congelado transmitiéndole calor y dañándole. Las cestas de los congeladores son precisamente para poder situar los alimentos frescos y, una vez que estén congelados, pasarlos a los departamentos correspondientes.

En cada bolsa se debe de poner la fecha en la que se ha congelado un producto y también el contenido de la bolsa, de este modo, teniendo en cuenta cuánto duran los alimentos en el congelador en función de su origen y composición podrás determinar si ese producto congelado sigue siendo apto para nuestro consumo.