Se trata de animales que son muy baratos de mantener, que pueden vivir en una jaula relativamente pequeña y que se pueden mostrar muy sociables si se les acostumbra desde pequeños a convivir con las personas.

Además, su aspecto recuerda a un pequeño peluche y hay tantas variedades de conejos que es fácil enamorarse de alguno por su aspecto y decidir llevárselo a casa. Pero como siempre ocurre con un ser vivo, debemos de ser conscientes de lo que hacemos y de a qué nos comprometemos. Ya en su momento vimos cómo debíamos asear el conejo, así que ahora vamos a ver otros detalles que también son importantes.

El conejo puede ser una mascota muy agradable

La higiene de la jaula

Tu conejo debe de tener una jaula lo suficientemente grande como para moverse con normalidad. Nunca debes de meter a un animal en una jaula menor de un metro, y mejor cuánto más grande sea. No obstante necesitan el ejercicio y salir de la jaula una o dos horas al día para poder corretear es muy necesario para ellos.

Para empezar, un conejo necesita de mucha higiene y limpieza. Como todo animal, evidentemente, pero debemos de entender que se trata de un mamífero que puede llegar a pesar entre dos y tres kilos y que vive casi todo el tiempo en su jaula. Esto hace que el animal coma y duerma en ella, pero también haga allí sus necesidades, debiendo de ser extremadamente cuidadosos con la limpieza de la jaula para evitar malos olores e infecciones.

Jaula limpia para un conejo

Los conejos, si se enseñan desde pequeños, pueden llegar a comportarse de una manera similar a un gato, utilizando un arenero para sus deposiciones. Este siempre debe de estar lo más alejado posible de los comederos y bebederos y debemos de limpiarlo al menos dos veces al día.

El lecho de la jaula no debe de ser del mismo material que el arenero, esto es un error muy común, pero si utilizas serrín para el arenero y serrín para la zona dónde supuestamente va a dormir el animal, este no distinguirá un sitio de otro y acabará utilizándolos indistintamente.

Tampoco debes de utilizar heno para cubrir el suelo de la jaula, el heno es parte de la alimentación del animal y no es bueno que duerma encima o que pueda orinarse sobre el antes de comerlo. El heno y la comida deben de ir en sus comederos a parte.

Una vez por semana vacía totalmente la jaula y lávala con lejía o cualquier otro producto desinfectante. De este modo tu conejo estará en un lugar limpio y libre de problemas.

Su alimentación

En muchos aspectos,  los conejos continúan siendo auténticos desconocidos para sus propietarios, que ignoran en muchos casos los cuidados básicos que estos roedores necesitan o algunas de sus especiales características. Por ejemplo, es muy común que influidos por los dibujos animados, muchos propietarios den zanahorias a sus conejos cada día, ignorando que estas tienen un altísimo contenido en azúcar que puede causar problemas de salud al roedor si las consume en exceso.

Conejo comiendo verduras frescas

Los conejos adoran la zanahoria del mismo modo que un niño suele adorar las chuches, porque exactamente eso es lo que debe de ser, una golosina que se le de de vez en cuando y en pequeñas cantidades. Lo mismo ocurre con las frutas y con otras verduras ricas en azúcar.

Lo más indicado es una dieta basada en heno, verduras apropiadas y en una pequeña cantidad de pienso para equilibrar totalmente la dieta. Por supuesto siempre deben de tener agua disponible en sus bebederos.