• Culpar a los demás por tus problemas: Para algunas personas parece más fácil culpar a los demás por sus errores, esto no está bien, al menos que seas un adolescente y aún te falte crecer. Ser adulto conlleva muchas responsabilidades y una de ellas es asumir tus problemas y buscarles una correcta solución. Nadie más que tú tiene la culpa de tus problemas, así que no trates de dejar caer esa culpa sobre otras personas. No está nada bien.
  • Pelear en cualquier discusión: A veces se suele confundir el discutir con pelear, y son dos cosas totalmente distintas. Discutir es debatir las diferencias que puedan existir entre dos personas, hablar y respetarse, en una pelea no existe eso. Evita pelear con los demás, por más grande que pueda ser un malentendido lo mejor siempre será evitar la confrontación y hablar. Al final del día tendrás tu conciencia tranquila porque supiste manejar una situación como adulto.
  • Etiquetar a la gente: Los estereotipos aun no desaparecen de la sociedad, pero podemos ayudar a que desaparezcan si colocamos de nuestra parte. Tienes que entender que no eres la única persona en el mundo, y que siempre existirá gente que piense distinto, que se comporta de otra manera, y que además tenga un estilo de vida diferente al tuyo. Aceptar a las personas por lo que son y no etiquetarlas, significa que estas respetando a los demás y mientras das respeto, también recibirás respeto.
  • Beber en exceso: Ya sabemos que el alcohol tiene efectos negativos sobre nuestra salud, y que los excesos nunca son buenos. Beber socialmente no es algo malo, además muchos de nosotros lo hacemos, pero cuando nos acostumbramos al alcohol, esto puede convertirse en una adicción, que puede llegar a ser difícil de superar. Evita beber en exceso, puede llegar a ser perjudicial para tu salud e incluso llegar a destruir a tu familia.
  • Evita dormir con cualquiera: A medida que crecemos es normal que experimentemos, sobre todo en nuestra adolescencia. Pero la verdad es que cuando se es adulto se debe de tener control sobre nuestras decisiones, y el irse a la cama con cualquiera puede no ser muy bueno, y mucho menos si no usas protección.

Las aventuras casuales suelen dejarte vacío y peor de lo que te encontrabas. Enfócate en conocer a nuevas personas, con las cuales puedas conversar e incluso concretar citas. Una relación estable con alguien con quién no solo puedas tener sexo, sino que te pueda brindar muchas cosas más, puede ayudarte a ser más estable emocionalmente.