Las avenidas comerciales más importantes de la ciudad son Kalverstraat, Nieuwendijk y PC Hooftstraat. En ellas podrás encontrar grandes almacenes y lujosas tiendas donde hacer un poco de shopping. Sin embargo, no son las únicas donde se puede ir de compras. La incansable Kalverstraat se asemeja a Oxford Street, una de las principales calles comerciales de Londres.

Avenida comercial de Kalverstraat en Ámsterdam

La zona conocida como “Las nueve calles” (De Straatjes Negen, en neerlandés) es un barrio antiguo de callejuelas estrechas, construidas durante el siglo XVII, que se entrecruzan en el corazón de Ámsterdam. Allí encontrarás un sinnúmero de negocios muy originales, de diversos tipos: desde tiendas de baratijas hasta algunas más suntuosas e incluso joyerías y galerías de arte.

Zona de Las nueve calles de Ámsterdam

Ámsterdam tiene algo para ofrecer a cada uno de sus visitantes: desde cadenas internacionales, pasando por vestimenta vintage hasta negocios de ropa moderna.

Uno de los más celebres almacenes de la ciudad es Bijenkorf (algo así como El Corte Inglés), una tradicional cadena de tiendas de departamentos, que ofrece productos de lujo y cuya casa central se ubica en la plaza Dam. Su majestuoso edificio es un punto de referencia en el centro de Ámsterdam.

Centro Comercial Bijenkorf, uno de sus principales grandes almacenes

Así como los grandes almacenes, la ciudad alberga pequeños talleres de diseñadores jóvenes, que se ubican mayormente en el Barrio Rojo.

Muchas marcas tienen su sede europea en Ámsterdam, tales como Nike o Calvin Klein. También te podrás encontrar tiendas como Gucci y Dior caminando por PC Hooftstraat. Pero si tu presupuesto no te permite la compra de costosos bolsos y vestimenta, puedes darte una vuelta por las tiendas H&M y Zara que pueblan las calles Kalverstraat y Leidsestraat. Asimismo, existen cadenas de descuentos como HEMA, donde puedes conseguir casi cualquier cosa a precios muy económicos.

Si pretendes adquirir arte, lo más recomendable es que te dirijas a Spiegelstraat, la calle principal del barrio Spiegelkwartier. Es el distrito más popular de Ámsterdam para la compra de obras de arte y antigüedades. Las tiendas son muy exclusivas y ofrecen lujosas porcelanas, esculturas, distintos objetos decorativos, muebles antiquísimos y pinturas de todo tipo.

En la calle Spiegelstraat encontrarás numerosas tiendas de arte y antigüedades

Aunque si lo que buscas son gangas, puedes visitar el famoso mercadillo Waterlooplein, que abre seis días a la semana. Es un mercado de pulgas con incontables puestos donde podrás encontrar ropa de cama, artículos usados y viejas bicicletas, entre tantas otras cosas. Ningún regateador serio se perdería este sitio en su visita a Ámsterdam.

Otro mercadillo célebre de la ciudad es el Albert Cuyp, que se trata de una feria callejera ubicada en la calle Albert Cuypstraat, en el distrito De Pijp. No hay ninguna regla para vender allí: puedes comprar pescado en un puesto y una cámara de fotos en otro. También hay gran variedad de restaurantes y pubs donde comer antes o después de la visita al mercado.

Ámsterdam tiene mucho para ofrecerte, ¡así que coge tu bolso y algunos euros, y vete de compras!