• Peinado. Lo primero que debes tener en cuenta antes de elegir qué vas a llevar en el pelo es el tipo de peinado que quieres. Si es un tipo de recogido muy elaborado y además vas a llevar velo, dependiendo del tipo de complemento que quieras quizá éste no sea necesario. Pero si prefieres llevar el pelo suelo o un semirecogido, será muy apropiado lucir algún adorno en el cabello.
  • Color. ¿Qué color usar para el complemento de pelo en una boda? Si se trata de la novia lo ideal es que si el adorno es de tela sea del mismo color que el tono de tu vestido; es decir, blanco, champán, beige… En el caso de que quieras lucir un pasador o diadema metálicos, elige que sea dorado o plateado en función del tipo de joyas que vayas a llevar. Si el ajuar es de oro blanco o de plata, el complemento de pelo deberá ser grisáceo o con un baño plateado. Para las invitadas, lo más recomendable es que sea del mismo color que el vestido que vayan a llevar o en todo caso del mismo tono que el bolso y zapatos que luzcan ese día.
  • Pruebas. Pero sin duda, lo más importante es que la novia o la invitada pueda probar con suficiente antelación si está cómoda con el complemento de pelo. Haciendo pruebas antes del día del enlace, nos aseguraremos que quede bien con el vestido y peinado que se va a llevar y si el tipo de pelo aguanta perfectamente dicho adorno. Por ejemplo, una persona con el pelo muy fino y liso necesitará más horquillas para sujetar una flor o aquellas que lleven flequillo recto no les quedará del mismo modo una corona que otras que tenga el pelo retirado de la cara.

Ejemplos de adornos o complementos para el pelo durante una boda

Qué llevar en el pelo para una boda

  • Diadema. La diadema es la opción más recomendada para que la novia o invitada luzca el rostro perfectamente el día de la boda. Queda elegante, se puede llevar con todo tipo de corte de pelos y para las que quieran mantener su flequillo, se puede colocar por encima de éste sin retirarlo de la cara. Es sencillo y se puede utilizar tanto con un recogido como con el pelo suelto.
  • Tiara. Parecido a la diadema pero más llamativo es la tiara, una especie de corona de la cual podemos enganchar el velo de novia en caso de llevarlo. No es recomendable para las invitadas ya que resulta muy llamativo y ostentoso en caso de no ser la novia. Generalmente son doradas o plateadas y se recomienda cuando el pelo va a ir suelto o se va a llevar un semirecogido con algunos mechones sobre el rostro.
  • Corona de flores. Con respecto a la corona de flores, suele ser recomendada para novias que llevan un vestido de estilo medieval o cuando la temática de la boda no es convencional. Para las invitadas, en el caso de que elijan llevar una corona de flores, les recomendamos que sea una discreta y de los mismos colores que su vestido.
  • Flor o tocado. Una de las opciones más repetidas en los enlaces matrimoniales tanto por las novias como por las invitadas son las flores o tocados de pelo. Pueden ser de algodón, rafia, metálicos; lo importante es que queden bien agarrados al cabello mediante horquillas o con el tipo de cierre que lleve el propio adorno. Queda perfecto en recogidos de moño bajo o cuando dejamos que caiga la melena en cascada hacia uno de los laterales.
  • Pasadores y horquillas. Y parecido a la flor o tocado están los pasadores y horquillas, especialmente utilizados por las novias que llevan velo ya que es la forma más segura de que el velo quedo bien sujeto a la cabeza. Éstos suelen ser metálicos y muy cómodos y prácticos de llevar, ya que no restan importancia ni al vestido ni al peinado pero dan un toque elegante y sofisticado.