Ayudar al planificador de la boda

Antes la que planificaba o ayudaba en la boda era la madrina, pero hoy que existen planificadores profesionales esto está de más, pero eso no elimina el papel de la madrina como alguien que da la mano. Si algo no está saliendo conforme a lo esperado y el planificador está atendiendo otro asunto la madrina puede ayudar, además en cuestiones más personales puede ser de auxilio a la novia.

No eclipsar a la novia

Ahora bien, como dijimos en un principio todo se trata de jamás eclipsar a la novia, pero esto jamás quiere decir que tengamos que vestirnos sin gracia o que no disfrutemos de un excelente peinado y vestido, sino que se enfoca a no usar el color de la novia que es el blanco, ni sus accesorios que son coronas, velos y perlas. Como madrinas podemos lucir hermosas, pero en color y con un vestido que en nada recuerde a uno de novia.

Tipos de vestidos: el color

Como ya lo dijimos el blanco está prohibido, pero también los tonos claros que asemejen el blanco como el marfil, perla o vainilla, mucho más si la boda es de noche porque la sutil diferencia entre el blanco no se notará. Y aunque es una regla un poco antigua no se ve muy bien que se luzca negro ni colores como el carbón o gris oscuro, ya que se trata de una celebración y no de un funeral.

Tipos de vestidos: el largo

Como los vestidos de novia se asocian con trajes largos es necesario estar al tanto del tipo de largo que la novia usará y también del corte. Si se trata de un vestido minimalista largo, procuremos usar uno también sencillo pero debajo de la rodilla, o si por el contrario es un vestido muy vistoso, mantengamos la discreción con uno sencillo.

En todo este protocolo de complementos para la madrina en definitiva lo que siempre debe estar en nuestra mente es no opacar a la novia en el día más importante de su vida.