¿Qué son los comparadores de seguros?

Son un servicio diseñado para elegir de una forma más acertada, cuál es la póliza de seguro que más se adapta a nuestras necesidades. Generalmente se ofrecen como servicios en la web, a fin de optimizar el proceso.

¿Cómo funcionan?

Se trata de una serie de herramientas muy fáciles de usar. Primero, se debe escoger un comparador (actualmente existen diversas alternativas en la web), luego es conveniente señalar la póliza que pretendemos comparar y suministrar los datos correspondientes a la misma.

Por ejemplo, si buscamos una póliza para nuestro coche, es importante señalar la marca, el año del coche y otros aspectos básicos. Cuando ingresamos esta información, el comparador hace una revisión automática por las diferentes propuestas de las aseguradoras, y luego nos muestra las que se asemejan y adaptan a nuestras necesidades. Naturalmente, la comparación se centra en el precio de cada póliza, uno de los factores fundamentales al momento de escoger.

Ventajas

Permiten que ahorremos tiempo indagando sobre las ofertas de pólizas de seguro. También nos ayudan a ahorrar dinero al evitar que acudamos a los servicios de un corredor de seguros. Finalmente, podremos escoger con un mayor grado de certeza un determinado servicio de seguros y obtener resultados favorables.

Desventajas

La principal desventaja de los comparadores de seguros, es que muchas veces son una estrategia de las aseguradoras para ser tomadas en cuenta por los clientes. Incluso, en algunos casos, la empresa concede una comisión especial por aparecer entre las recomendaciones de los comparadores y por cada póliza vendida desde cada plataforma.

En suma, un comparador de seguros puede ser de mucha utilidad, solo debemos asegurarnos de que sea variado en cuanto a las propuestas que se te ofrezcan. Respecto a los precios, recuerda que el más económico no necesariamente es el más completo y si haz de proteger tus bienes de forma efectiva, lo mejor es que optes por un buen servicio.