En primer lugar, es justo y necesario que tenga conocimientos del idioma alemán o por lo menos, del inglés, porque se habla muy poco el español, así que si queremos aspirar a un empleo interesante, sobre todo el idioma oficial, el alemán, resulta imprescindible.

Seguido, hay que obtener un permiso de trabajo para trabajar en dicho país. Aunque existe una excepción para los ciudadanos de la Unión Europea.

El permiso de trabajo

Para los ciudadanos de la Unión Europea no es necesario solicitar un permiso de trabajo, siempre y cuando tengan un pasaporte válido o un carnet de identificación y que cumplan con las regulaciones de trabajo alemanas.

Los ciudadanos de la Unión Europea tienen los mismos derechos salariales, condiciones laborales, acceso a la vivienda, formación profesional, seguridad social y pertenencia de sindicatos.

Y una vez que se inicia la relación laboral con una empresa en Alemania, el empleador debe realizar gestiones de afiliación del trabajo en cada uno de los campos de la seguridad social (enfermedad, cuidados por dependencia, pensiones, accidente laboral, desempleo).

Aprobado todo el proceso, el trabajador debe recibir del organismo encargado de gestionar el seguro de pensiones, un talonario de justificantes del seguro que hay que entregar de inmediato al empleador.

“Al finalizar la relación laboral el empresario devuelve al trabajador este talonario”, indica el Ministerio de Empleo y Seguridad Social de España.

Ahora, en el caso de las personas que no provienen países que forman parte de la Unión Europea, estos si tienen que tramitar el permiso de trabajo y de residencia, pero estos dependerán de la actividad asalariada (dependiente o independiente) y el tipo de formación profesional. Estos son los tipos de permisos que se pueden solicitar:

  • Cuando el trabajo es de tipo no cualificado, el permiso será concedido si existe algún acuerdo internacional que prevea el caso.
  • Cuando el trabajo es cualificado, el permiso puede ser autorizado para algunas profesiones, ello lo dictará la legislación alemana. Ahora, si existe un interés público en la labor a realizar, entonces se concede un permiso de residencia básico.
  • Cuando el trabajo es altamente cualificado, se otorga un permiso de establecimiento. La condición es que tengan una oferta de trabajo concreta y que la Agencia Federal de Trabajo la haya aprobado. Este permiso se aprueba para científicos, profesores de nivel superior o asistentes científicos en funciones destacadas.
  • Si el trabajo es independiente, se tramita un permiso de residencia básico. Este se aprobará siempre y cuando el trabajo independiente tenga un impacto positivo en la economía de Alemania.

Cómo conseguir empleo en Alemania

Existen diversas formas de conseguir trabajo en Alemania, especialmente a través del Internet.

Entre las páginas recomendadas para buscar empleo se encuentran:

  • EURES (European Employment Services): red de cooperación para el empleo y para la libre circulación de trabajadores. Esta facilita la movilidad y colocación de los trabajadores, pudiendo acceder a las ofertas de empleo y que se presenten en cualquiera de los países de la comunidad europea. http://www.sepe.es/contenido/empleo_formacion/eures/
  • Berufenet: es una agencia de empleo. Tiene información para un total de 3.200 profesionales actuales. Dirigida tanto para estudiantes como para profesionales. www.berufenet.arbeitsagentur.de
  • Además, está el Servicio Público de Empleo alemán (a través de la Oficina para la Intermediación Labora Internacional – ZAV) que ofrece un servicio directo a todas aquellas personas que buscan un puesto de trabajo desde su país de origen.

Para ampliar información, consulte la página web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de España: http://www.empleo.gob.es/es/mundo/consejerias/alemania/webempleo/es/index.htm