Reglas para mantener el peso regular

A ninguna persona le resulta sencillo someterse a una dieta para adelgazar, sobre todo cuando se trata de una gran cantidad de kilos. Recuperar el peso perdido no solo significa el fracaso total del régimen para adelgazar, sino que también genera una gran angustia por parte de la persona que ha vuelto a engordar. A continuación, veremos algunas cuestiones fundamentales que no podemos dejar de lado a la hora de mantener el peso que tanto nos ha costado conseguir.

Movimiento. Hacer actividad física es algo necesario, no solo para mantener el peso deseado sino también para garantizarle salud a nuestro cuerpo. Elige la actividad que más te guste y trata de encontrar placer en el ejercicio, de lo contrario terminarás por abandonarlo y puede que recuperes esos kilos molestos que tanto te costó perder. Podemos optar por los ejercicios para eliminar grasas de modo que nos quitemos esos kilos de más y logremos cuidar también nuestra salud. También es posible practicar muchas de estas rutinas en casa, sin necesidad de apuntarnos a un gimnasio. SIn duda, practicar deporte está al alcance de todos, no hay que rascarse el bolsillo para lograrlo.

Es importante no llevar vida sedentaria y practicar ejercicio de forma regular

No pierdas los gustos. No creas que por estar en dieta de mantenimiento tienes que dejar de comer lo que te gusta. Si te privas de darte un gustito de vez en cuando, acumularás mucha ansiedad y terminarás por devorarte todo de un día para otro. Permítete comer algo rico de vez en cuando, siempre de forma medida y teniendo en cuenta cuanto te costó bajar de peso en un principio.

No saltes el desayuno. No por nada se dice que el desayuno es el alimento más importante del día. Es fundamental que no lo dejemos de lado, ya que nos brindará saciedad y nos llenará de energía para enfrentar el día. Saltarnos el desayuno puede significar que lleguemos muy hambrientos al almuerzo y eso nos llevará a comer más de la cuenta. Econtraremos numerosos ingredientes para el desayuno que podemos tomar de un modo saludable, logrando la energía necesaria para enfrentarnos a los retos de cada día evitando aquellos alimentos ricos en grasas.

Podemos recurrir a los cereales y la fruta para desayunar de forma saludable

Registra tu peso. Por último, un buen truco para asegurarte de que vas bien en tu camino al mantenimiento es llevar registros de tu peso. Así, semana tras semana podrás controlar que estás haciendo las cosas bien y ajustar un poco tu dieta si ves que has subido algún que otro gramo.