Cómo hacer rico tapenade

Al tapenade se le conoce como paté de aceitunas, y es que básicamente son los ingredientes picados finamente o procesadas, a fin de obtener una pasta untable y con un sabor fuerte.

Tapenade de aceitunas  negras

  • 100 gramos de aceitunas negras sin hueso
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 1 cucharada de orégano
  • ¼ taza de aceite de oliva

Tapenade de tomate

  • 50 gramos de tomates secos
  • 50 gramos de aceitunas verdes sin hueso
  • ¼ taza aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo grandes
  • Pimienta negra y sal al gusto

Nuestra versión de tapenade mixto

  • 50 gramos de aceitunas negras sin hueso
  • 50 gramos de aceitunas verdes sin hueso
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1 cucharada de orégano
  • El jugo de medio limón amarillo
  • ¼ taza de aceite de oliva

Para las tres recetas el procedimiento es el mismo, vertemos los ingredientes en el procesador de alimentos hasta que estos se convierten en puré o los picamos finamente, lo más fino que podamos. Depende de nosotros si queremos este puré muy fino o más bien tosco, donde el ajo se presente como golpecitos se sabor para el paladar, mientras que el puré de tapenade más sedoso da un gusto más ligero y controlado.

Cómo servir el tapenade

Tradicionalmente lo puedes presentar en bruschetta o crostini, que son básicamente panes tostados, pero también puedes servirlo con palitos de pan, galletas, pan pita o chips, así como puedes usarlo para dar sabor a ensaladas, salsas o sopas.

Además si ya estás en el terreno más creativo, no dudes en por ejemplo hacer una pizza de tapenade, pues con abundante queso quedará deliciosa, o quizá agregar alguna de las recetas a simples crostinis pero con toques de tu región como por ejemplo chile para un gusto mexicano o chimichurri para una combinación italiana y argentina, como siempre insistimos, en la comida y el gusto, el límite es la imaginación y los deseos de degustar buenos alimentos.