¿El país de los dulces? Pues si te gustan los postres y dulces te será de mucha alegría el saber que Austria es un país reconocido por sus gustos por lo dulce y cuentan con deliciosas recetas de postres desde el más simple como el Vanillekipferl que son galletas de vainilla y avellana que son absolutamente deliciosos. También destaca el strudel de manzana, un pastel relleno de esta fruta que se hornea para que quede un relleno a base de manzana cocida, decorado habitualmente con azúcar y canela.

Vanillekipferl, uno de los dulces más conocidos del país austriaco

¿De visita en un Heurigen? Muy probablemente tengas que hacerlo, son pequeños locales de aspecto rustico mayormente situados en los bosques de Viena en donde unos jóvenes te invitaran a tomar un vaso con vino de cosecha joven en compañía de algunos platos típicos de la época entre las que están la ensalada de tomates o papas, pates o pasteles de requesón.

Carnes preparadas en uno de los locales gastronómicos de Heurigen, en Austria

Los austriacos toman en serio su comida y a diferencia de sus países vecinos como Italia o España que toman su café de manera genérica y de forma rapida en una barra de cafeteria, los austriacos lo acompañan con deliciosos postres como un croissant o bollos con mantequilla y mermelada que inclusive los austriacos han hecho como una tendencia donde es casi una obligación en los últimos años dedicándole muchas horas llenado a su cafetería favorita.

Algunos postres típicos de este lugar

Otro producto típico de la gastronomía austriaca son los embutidos. Las salchichas forman parte de muchas recetas y podrás encontrarlo en muchas recetas o platos a la hora del desayuno junto con tocino, chorizo, el jamón y mortadelas. Los huevos y las mermeladas harán un delicioso momento el cual no podrás olvidar.