Comer la piel de frutas y vegetales es la mejor opción porque esta contiene en ella un elevado aporte de fibra y además de vitaminas que hacen de una pieza de fruta o de una verdura un alimento más completo. Pero ojo, es necesario adaptar nuestro paladar a este tipo de sabores, ya que la mayoría de las veces, la piel aporta otro gusto a los alimentos al que quizá no estemos muy acostumbrados.

Por lo tanto, es necesario escoger frutas y verduras con piel saludable para comerla con confianza, eso sí, con el cuidado de lavar y desinfectar a la perfección las frutas y verduras que consumiremos, ya que algunas plantas de alimentos para dar un color y vista más atractiva a las frutas y verduras adicionan ceras o abrillantadores, que en definitiva pese a ser comestibles, deberemos sacar de nuestra comida pues se trata de un agente externo que es mejor evitar.

Cómo comer más piel de la fruta y verdura

Caro está, algunos vegetales y frutas simplemente no se pueden consumir con piel como es el caso de la sandía o del aguacate (aunque una variedad sí se come con piel), por lo que en estos casos podemos indagar si la piel es comestible pero evitamos hacerlo como en el caso de los cítricos; y además averigüemos cómo comerla de la mejor manera.

Al confitar la cáscara de naranja, limones o demás cítricos encontramos una golosina natural que podemos comer, eso sí moderadamente, de manera segura pues es un dulce sin conservadores o colorantes artificiales.

Una manera sencilla de hacerlo es blanquear la piel de los cítricos en agua hirviendo y retirarla, posteriormente debemos preparar un almíbar con 3 trazas de agua y una de azúcar y llevarlo a hervir. Una vez hirviendo el almíbar debemos adicionar la piel blanqueada y mantenerla en el almíbar a fuego muy bajo hasta que este se haya reducido a una taza.

Sacamos la piel del almíbar, dejamos secar y listo, tenemos un almíbar de cítricos y piel también confitada que es deliciosa.