Es en la ciudad de Fez, una de las cuatro ciudades imperiales del país considerada la más importante en términos religiosos y culturales, donde esta rica y diversa gastronomía encuentra su mayor expresión.

Dentro de la gastronomía marroquí típica no puedes dejar de probar: el Cuscús, un plato bereber a base de sémola de trigo; la Harira, una sopa tradicional de Marruecos que suele contener legumbres, cebolla y tomate entre otras cosas; la Pastela, Pastilla o Bastela, un plato característico por combinar lo dulce y lo salado y que consiste en una masa hojaldrada rellena de carne (generalmente de pichón) y rociada con canela y azúcar; el Mechui, a base de cordero asado; y el Tajín, un estofado cocinado a fuego lento con un fuerte componente de especias y que puede estar compuesto por diversidad de verduras y carnes o pescados.

El cuscús es uno de los platos más típicos que podemos comer en Fez

También y como clásicos de la gastronomía de Marruecos, te recomiendo probar la célebre combinación de menta y té verde que los marroquíes beben 5 o 6 veces al día, así como también los postres y dulces típicos de dicho país como por ejemplo: la shebbakiyya, un dulce a base de pasta de miel y con semillas de anís; el Sfenj un dulce consistente en masa frita o dorada en la sartén; y los cuernos de gacela a base de masa de almendras aromatizada con canela y agua de azhar, entre otros. Por último, también es muy común el consumo de frutas y zumo de frutas en esta ciudad marroquí.

El shebbakiyya es un dulce típico marroquí

Si eres de los que disfrutan sumergirse en estas culturas, tienes varias opciones en la ciudad de Fez para probar estos platos típicos. Estas opciones van desde prestigiosos restaurantes marroquíes preparados para el turismo en la zona de la Medina Fez el-Bali (la más antigua de la ciudad) donde no sólo disfrutarás la gastronomía local sino que también probablemente accedas a un show de danzas o música típica del lugar mientras disfrutas de la hermosa arquitectura ya que gran parte de estos restaurantes se encuentran en casa antiguas, hasta tenderetes o lugares de comida rápida dispersos por toda la ciudad. Dentro de los primeros, los más recomendables son: Palais la Medina, Al Fassia, La Mezzanine, Fez Lounge, La Noria, Les Jardines de Sherazade, Café Clock, Dar Saada, Dar Salma, entre muchos otros.

Restaurante Palais la Medina en Fez

Sin embargo, si no eres fan de este tipo de tradiciones culinarias o simplemente deseas variar un poco durante tu viaje, también podrás acceder a distintos restaurantes y bares donde tendrás acceso a platos de cocina internacional, principalmente italiana y francesa. Estos lugares son bastante comunes en la zona conocida como Ville Nouvelle situada al noroeste de la ciudad.