Qué comer antes de hacer deporte

  • ¿Cuándo tomarlo? Lo ideal es que si vamos a hacer deporte después de un desayuno ideal para deportistas, éste lo tomemos media hora o una hora antes. ¡Nunca te saltes el desayuno! Muchas personas cometen el error de no desayunar antes entrenar porque en ocasiones les ha generado angustia o ganas de devolver. La solución para esto no está en ‘saltarte’ la comida más importante del día, sino en tomarla con mayor antelación al momento de hacer el ejercicio. Es decir, si vas a hacer una carrera a las 9 horas o a ir al gimnasio a las 8 horas, levántate con tiempo suficiente para que hayas digerido bien los alimentos. Sin embargo, si vamos a realizarlo por la tarde lo ideal es que hayamos tomado algo para merendar unos 30 o 45 minutos antes y empezar el ejercicio con energía.
  • Qué alimentos comer antes de hacer ejercicio. Lo más recomendable es tomar una barrita energética, tomar frutos secos como las pasas o nueces y si optas por la fruta comer cerezas o ciruelas. Este tipo de alimentos dan energía con más rapidez y nos sentiremos con más fuerza para afrontar el ejercicio. ¿Sólo hay que beber agua durante y después del ejercicio? No; hay también que hidratarse correctamente antes de empezar el entrenamiento tanto con agua como con alguna bebida isotónica.
  • Qué comer antes de una carrera. Cuando vamos a realizar un esfuerzo físico intenso como puede ser correr en una carrera, deberemos sacar provecho a nuestro entrenamiento nutriéndonos correctamente una hora antes de realizarla. Lo ideas es combinar lo dulce con lo salado, es decir, los lácteos con fruta o algún alimento que nos aporte hidratos de carbono. Por ejemplo, puedes tomar un yogur y echarle cereales o trozos de fruta, también puedes optar por un batido de fruta con cereales o beber el café o chocolate habituales y comer una tostada de pavo o jamón con un poco de queso fresco.

Qué comer después  de entrenar

  • ¿En qué momento? Es muy importante que durante el ejercicio estemos en todo momento hidratados con agua o con alguna bebida energética; pero en la medida de lo posible no debemos abusar de éstas ya que aportan más azúcares a nuestro sistema. Lo más importante al acabar de entrenar es estar correctamente hidratado. Por eso, debes beber tanta agua como tu sistema te ‘pida’. ¿Qué conseguirás con ello? Principalmente, recuperar el líquido perdido y eliminar toxinas. Si el entrenamiento no ha sido demasiado duro, lo ideal es comer algo pasadas una hora y media o dos horas.
  • Qué tipo de alimentos. Uno de los alimentos que más reconfortarán a nuestro sistema tras el ejercicio son los batidos, ya que estaremos aportando fruta y leche a nuestro cuerpo, repondremos fuerzas y nos dejarán muy saciados. Pero también puedes tomarlo por separado, es decir, beber un vaso de leche o comer algún tipo de fruta como plátanos o frutos rojos. De esta forma estarás ingiriendo proteínas y carbohidratos, los nutrientes necesarios para después de un entrenamiento.
  • Qué tomar después de correr. Si cuando acabes de correr todavía falta un poco para comer o cenar, puedes ‘picar’ algo como frutos secos, fruta, leche, un yogur o cereales. Y cuando llegue el momento de la comida o cena toma un plato con altos niveles de hidratos como arroz, pasta, patatas y combínalo con las proteínas que nos aportan los huevos, el pescado o la carne.