Los causantes de estas enfermedades, algunas más graves que otras, son microorganismos, virus, hongos, bacterias y parásitos alojados en diversos alimentos, debido a malas condiciones de refrigeración o mala cocción y que desencadenan desde intoxicaciones leves a enfermedades como el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) o salmonella cuya gravedad es importante.

En una intoxicación leve los síntomas generales son: fiebre, malestar, cólicos, náuseas, vómitos, diarrea y deshidratación. Para algunas personas esto puede ser pasajero pero para las personas consideradas en los grupos de riesgo como niños, ancianos, personas desnutridas o inmunodepresoras, mujeres embarazadas puede haber complicaciones o secuelas.

Enfermedades más comunes

Entre las enfermedades más comunes provocadas por comer alimentos en mal estado encontramos:

Infecciones por Escherichia Coli (E coli), esta es una bacteria que se encuentra alojada en los intestinos de toda persona, cuando se produce infección es porque se comió alimento que estuvo en contacto con materia fecal. Origina diarreas, insuficiencia renal y no diagnosticada a tiempo produce la muerte.

Infecciones bacterianas por contacto de alimentos crudos (carne) con alimentos cocidos o vegetales crudos, la enfermedad es Síndrome Urémico Hemolítico causa insuficiencia renal.

Salmonella, son bacterias que ocasionan la mayoría de las enfermedades por alimentos contaminados, se encuentran en la cáscara del huevo, aves y en productos lácteos sin pasteurizar. Causan diarrea, dolores de cabeza, abdominal y náuseas.

Estaphilococo aureu: es una bacteria que también produce vómitos, dolor abdominal, debilidad, aparecen los síntomas después de 2 a 8 hs de ingerida dicha bacteria.

Botulismo, es una enfermedad ocasionada por Clostridium botulinum, bacteria que genera una espora que se aloja en los alimentos causando cólicos, visión doble, dificultad en la respiración entre otras cosas.

Leptospirosis, producida por la bacteria Leptospira interrogans atacando a personas y a algunos animales, los síntomas son fiebre, dolores corporales, con preponderancia los musculares, articulares y óseos, inflamación de las meninges.

En conclusión, es importante tener cuidado cuando se manipulan alimentos, las manos tienen que estar limpias, hay que usar utensilios para carnes crudas y otros para cocidos y vegetales crudos. Los alimentos que necesitan refrigeración no tienen que estar fuera de la heladera mucho tiempo sobre todo cuando hay temperaturas elevadas. La cocción de las carnes debe ser total esto elimina bacterias y también parásitos que, ingeridos se alojan en los músculos del ser humano. Los embutidos a consumir deben pertenecer a frigoríficos de calidad. Es imperioso tener mucho cuidado en este sentido.