Es originaria de los países mediterráneos tanto de Europa como del norte de África, se utiliza en la fabricación de lociones y perfumes la esencia de sus flores y se utiliza en medicina sus hojas.

Los aceites fabricados con lavanda son ricos en esteres y alcoholes muy necesarios en procesos inflamatorios y como sedante. Además de ser astringente y antiséptico para la piel.

Es útil para combatir la depresión, la ansiedad y calmar la mente a través de la aromo terapia.

Ventajas

Es un calmante para muchos dolores musculares, es antiespasmódico, cicatrizante, repelente de insectos, antirreumático, inductor del sueño, sirve para masajes y compresas.

Infusión preparada con lavanda

Efectos Secundarios

Puede empeorar los síntomas de enfermedades intestinales como: colitis, intestino irritable. Puede aumentar los síntomas en personas con parkinson o epilepsia. Puede ser tóxico en dosis elevadas.

Combinaciones con otras plantas medicinales

  • Se pueden realizar infusiones con otras plantas medicinales como: tila, amapola, melisa, dando como resultado tés calmantes.
  • Si se lo mezcla con verbena se obtiene una infusión para migrañas.
  • Si es por cuestiones digestivas se lo combina con manzanilla, poleo, menta, regaliz o anís.
  • En otro aspecto, las flores secas se colocan entre la ropa para perfumarla y para ahuyentar polillas.
  • Para apnea de sueño se puede preparar una infusión con lavanda, menta, eucalipto, tomillo y melisa. Se utilizan 10 gr de cada hierba en 1 litro de agua hirviendo, dejar reposar 15 minutos y beber una taza antes de dormir.
  • Para síndrome premenstrual se puede realizar un baño de inmersión colocando en él un preparado a base de lavanda: flores secas en agua hirviendo que luego se agregará al agua del baño. Sumergirse un buen rato en él.

Podemos mezclar la lavanda con otros ingredientes o plantas

La lavanda es una planta de muy fácil cultivo, que puede tenerse en una maceta o en un pedazo de tierra ya que además de curativa es decorativa y muy perfumada.