En el caso de enfermedades y problemas de la piel, la cola de caballo funciona muy bien gracias a su astringencia y evita que las heridas se infecten y agraven. También se la utiliza como un rejuvencedor para aplicarlo sobre la piel directamente, así como para eliminar manchas, marcas y arrugas producto de cicatrices o el paso del tiempo. Sin duda, se trata de un aliado ideal en el cuidado de la piel tratando heridas o erupciones, así que vamos a analizar todas las propiedades que nos pueden ayudar para estos cuidados.

Una piel sana con la cola de caballo

Las aplicaciones de la cola de caballo en la piel son múltiples: sirve para acelerar la cicatrización de heridas y aumentar la regeneración celular, en el caso de enfermedades como el ezcema,  herpes y erupciones causadas por hongos y por sus propiedades astringentes, ayuda a disminuir hemorragias y curar úlceras.

También ayuda a combatir el envejecimiento ya que disminuye la formación de arrugas y las llamadas "líneas de la edad". Su poder depurativo que elimina toxinas en la sangre y el tejido de todo el organismo también resulta importante para mantener una piel joven y tersa. Como parte de su aporte a mantener un aspecto de juventud también evita la formación de canas y de calvicie.

Unos de los componentes más importantes que participan en los procesos descriptos son el silicio, un mineral significativo para el organismo que no solo forma parte de los huesos y ayuda a mantenerlos fuertes sino que actúa sobre el tejido conectivo sobre el que se apoya la piel. Los taninos, la nicotina, flavonoides y otros compuestos son otros elementos de la cola de caballo que  participan activamente en las propiedades de esta planta.

¿Cómo usar la cola de caballo?

La cola de caballo es una hierba de agradable sabor -incluso algunos la comparan con la manzanilla- pero extremadamente amarga y a veces peligrosa si se la consume en exceso.  La forma más segura y extendida de ingerirla es a través de sus infusiones, que pueden realizarse con el extracto de la planta seca que se vende ampliamente en tiendas.

Algunas de las precauciones que deben tomarse están relacionadas con su dosis, la cual no debe exceder lo dispuesto por día de acuerdo a cada aplicación y su cuidado extremo en personas sensibles. En los enfermos renales o con problemas circulatorios, su uso debe estar estrictamente controlado ya que por su alto contenido de potasio y otros minerales puede agravar el daño en el rión. Si el encargado de la tienda no tiene tiene los conocimientos suficientes para recomendar o no un producto, lo mejor es consultar con un médico naturista que sepa como utilizar esta hierba.