Pese a que muchos consideran al Lamborghini Veneno Roadster con su precio de 4.4 millones de dólares como el vehículo más caro del mundo, y que la venta de algunos coches clásicos supera esta suma debido a su valor histórico, el Maybach Exelero deja muy detrás a los modelos modernos con su ridículo valor de 8 millones de dólares.

Para resaltar aún más la exclusividad de este ostentoso automóvil, solo existe uno en el mundo, y el afortunado dueño de este extraordinario artículo es el rapero Birdman quien en el año 2011 se hizo de esta belleza. El coche fue presentado y probado en mayo de 2005 en el Tempdrom de Berlín, Alemania.

Presentación oficial del Veneno Roadster en el Salón del Automóvil

El diseño fue encargado a la compañía llantera Fulda Tyres, la cual utilizó el diseño de este automóvil para probar la nueva generación de neumáticos anchos, y la inspiración en sus famosos autos legendarios aerodinámicos de los años 30’s.

Un diseño realmente creativo

Este bellísimo y espectacular coche concepto es el resultado de un concurso de diseño entre los estudiantes del Polytechnic’s Department of Transport Design de Pforzheim (Departamento de diseño de transporte del politécnico de Pforzheim).

El diseño elegido fué el de Fredrik Burchhardt un joven de 24 años de edad y su trabajo fue coordinado en el centro de diseño de Maybach en Sindelfingen. El proyecto se basó en el Maybach 57 Berlina.

Su apariencia sumada a su altísimo precio, tiene una cualidad que a muchos deja muertos de envidia, el vehículo tiene un diseño exterior al que muchos comparan con una versión moderna y muy cercana al famoso batimóvil, vehículo del superhéroe de los comics Batman.

Salpicadero de este superdeportivo

Con un diseño elegante y sofisticado tipo coupe de 2 puertas, interiores acabados en cuero, neopreno, aluminio y fibra de carbono, 5,8 metros de longitud y 2,6 toneladas de peso. El Exelero cuenta con un motor V12 twin-turbo de 700 caballos de fuerza, y alcanza una velocidad de 351 km/h con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4.4 segundos, y pese a que no es el más veloz del mundo, este deportivo hecho únicamente  una vez en la historia, representa el sueño y la envidia de muchos.

Te dejamos el vídeo de su presentación oficial: