Si tu plan de adelgazamiento no está funcionando como querías, a no desesperar: puede que estés haciendo algunas cosas mal y debas ajustar un poco tus conductas. En el artículo de hoy revisamos 5 de las claves más fundamentales para llevar adelante una dieta exitosa, no te lo pierdas.

5 claves de éxito para adelgazar

Antes de comenzar cualquier régimen de adelgazamiento, es fundamental que nos contactemos con un especialista que nos dé un plan especialmente armado para nuestras necesidades. Dicho esto, veamos a continuación algunas claves fundamentales para conseguir el éxito en tu dieta:

  1. Ojo con lo light. Lamentablemente muchos creen que consumir alimentos light significa que no vamos a engordar absolutamente nada. En muchas ocasiones, estos productos están repletos de grasas y azucares, y es por eso que para evitar confusiones lo mejor es que revisemos cuidadosamente la etiqueta nutricional y verifiquemos la cantidad de calorías por porción.
  2. No saltear comidas. Si pensabas que comer pocas veces al día te iba a ayudar a bajar de peso, te estabas equivocando. Cuanto más tiempo pase entre comida y comida, más lento se volverá nuestro metabolismo y más nos costará a nosotros bajar de peso. Lo recomendable es consumir porciones medianas o pequeñas varias veces al día. Entre 4 y 6 comidas diarias es lo que aconsejan los especialistas.
  3. Bajar la sal. Si nos excedemos en el consumo de sal caeremos en una retención de líquidos que hará que indiscutiblemente subamos de peso. Por eso, lo mejor es reducir su consumo o incluso reemplazarla por alguna sal dietética para evitar estos problemas.
  4. Comer variado. Lo peor que puedes hacer estando a dieta es restringirte al máximo, ya que en algún momento tus ganas de comer van a explotar y terminarás por darte un atracón. Lo mejor es tratar de llevar adelante una dieta variada y saludable, incorporando todo tipo de verduras, carnes, pastas y frutas.
  5. Ejercicio físico. Si bien esto no tiene que ver con la alimentación, no olvides la importancia de realizar actividad física al menos tres veces por semana. Adelgazar simplemente modificando hábitos alimenticios puede ser eficiente, pero dejará secuelas en nuestro cuerpo y seguramente nos lleve más tiempo.