A pesar de su mala fama, el chocolate puro y de buena calidad no solo nos ayuda a aumentar el metabolismo y por consiguiente a bajar más rápidamente de peso, sino que también contiene epicatechina. La epicatechina es un antioxidante que produce en el organismo un efecto similar al del ejercicio físico, estimulando a las mitocondrias y aportándole energía a las células. Por eso, debemos sacarnos el miedo de consumir chocolate y aprender a elegir la opción más saludable.

Entre la enorme cantidad de productos de este tipo que tenemos en el mercado para elegir, es fundamental que escojamos un determinado tipo de chocolate para disfrutar sin culpas y sobre todo, sin afectar en absoluto a nuestra salud.

Consejos para elegir un chocolate amigo de la dieta

Según la “Universidad de San Diego” de California, el chocolate de buena calidad y en estado puro puede ayudarnos a perder peso, ya que acelera el metabolismo. Esto no quiere decir que podamos comer toda la cantidad que queramos, pero una pequeña porción al día no significaría ningún tipo de problema para nuestra dieta e incluso, según los expertos, podría ser beneficioso. Ahora bien, ¿podemos comer cualquier chocolate? La respuesta es no. Es fundamental elegir aquel que no sea perjudicial, que no contenga grasas ni azucares saturados, entre otras cosas. A continuación, te daremos algunos consejos para elegir el chocolate indicado.

Existen cinco características que no podemos dejar pasar a la hora de elegir un chocolate saludable.

  • El color. Un chocolate saludable debe ser de color marrón oscuro, y tener una consistencia uniforme sin ningún tipo de mancha o burbuja en su estructura.
  • Sabor. El sabor típico del chocolate puro y saludable debe contener no solo la amargura y dulzura que caracteriza a este producto, sino también un pequeño toque de acidez que tendrá que ser predominante y fácil de percibir, aunque nunca desagradable.
  • Se debe fundir. Al ponernos el chocolate en la boca, si el mismo es de buena calidad, se fundirá en nuestra boca de forma uniforme y no dejará ningún tipo de rastros de materia grasa.
  • Aroma. Por último, cuanto más olor y aromas desprenda un chocolate, de mayor y mejor calidad será.