Son mascotas excelentes por su pequeño tamaño y sociabilidad.  Tienen a su favor también que son muy silenciosas y limpias ya que no desprenden olor. Si estas pensando en conseguir una como mascota no tendrás problema de encontrarla en cualquier tienda de mascota  porque son criadas en cautividad.

Cuidados que debemos tener presentes

En primer lugar deberás buscar un buen alojamiento cerrado pero ventilado por lo que lo ideal sería una jaula de metal de gran tamaño. Además tendrá que ser un lugar fresco y bien aislado de altas temperatura ya que es  no soportan el calor. Es importante colocar virutas de madera de pino en lugar de arena porque suelta demasiado polvo ya que a estos animalitos les encanta revolcarse. También resulta fundamental para su salud  que la saques una vez al día para que pueda corretear por la casa. Le servirá de ejercicio. En cuanto a su dieta sería muy bueno ofrecerle pienso especial, heno y quizás pan duro, manzana o pera. Sería bueno suministrarle calcio o vitaminas a través  de productos especializados.

Lo ideal es tener una pareja de chinchillas

Sería preferible que tuvieras un par de chinchillas ya que son animales que necesitan vivir en pareja aunque también puedes ponerlas juntas con mismo sexo pues realmente lo que aprecian es tener un compañero de juegos. También debes dedicarles tiempo pues estas increíbles mascotas ven a su dueño como un  verdadero compañero de juegos y pueden llegarse a sentir solas.