Fue el duque de Baviera, Guillermo V, quien decidió abrir su propia cervecería para poder elaborar la bebida de acuerdo a su gusto, que era difícil de complacer.

La ciudad, capital de la región de Baviera, es probablemente el mejor sitio para probar la cerveza alemana. Con su festival anual Oktoberfest (la Fiesta de la Cerveza), tal vez Múnich sea la mejor ciudad del mundo para degustar cerveza en general. De hecho, el consumo de esta bebida es una parte fundamental de la cultura de la ciudad, que se lleva a cabo desde el siglo XVI y representa a Múnich a nivel mundial.

Edificio histórico de la cervecería Hofbräuhaus en Múnich

Esta famosa cervecería se halla en el centro de la ciudad, a unos 5 minutos a pie de la plaza Marienplatz. Hofbräuhaus se mudó al sitio actual en el año 1828 y, en ese momento, abrió sus puertas al público. Desde entonces, se convirtió en un lugar importante para la vida social de Múnich, teniendo clientes famosos como Lenin o siendo lugar de reunión del Partido Nazi y del mismísimo Adolf Hitler, antes de convertirse en el Führer. Actualmente, es una de las más célebres cervecerías de la ciudad y un paso obligado para los turistas.

Espectáculo musical en Hofbräuhaus

Lamentablemente, durante los bombardeos de 1945, en el marco de la Segunda Guerra Mundial, quedó completamente destruida y fue reconstruida años más tarde, abriendo nuevamente sus puertas en el año 1958.

El edificio actual tiene una primera planta que dispone de largos bancos y mesas  de manera que se utilizan al estilo comunal y pueden albergar a más de 1000 personas al mismo tiempo. La cervecería también posee una sala privada para 70 personas, conocida como Stadelheim (al igual que la cárcel de la ciudad), donde se reunían los funcionarios de la cárcel de Múnich.

En el local se ofrecen todo tipo de cervezas, que son servidas de dos bastidores que fueron instalados en la década del 70. Para acompañar la degustación de la deliciosa cerveza, se pueden probar diversos platos típicos alemanes como salchichas, pollos, carnes asadas y múltiples comidas típicas de la región de Baviera. Los precios son bastante razonables para tratarse de una cervecería tradicional: alrededor de siete euros el litro de cerveza y diez euros cada plato de comida.

Puedes disfrutar de la comida y la cerveza Hofbräuhaus durante tu visita a este local

Habitualmente se ofrecen espectáculos musicales y se realizan eventos que convierten a la cervecería Hofbräuhaus en uno de los sitios más relevantes de la cultura de Múnich.

Esta cervecería es como un Oktoberfest cotidiano que sucede en el interior de sus cuatro paredes. Beber allí una cerveza es como celebrar una festividad tradicional. Tanto locales como turistas disfrutan del ambiente jovial y se pasean con trajes típicos bávaros, empuñando en sus manos nada más que unas pintas bien frescas.

Dirección

Platzl 9, en el centro de Múnich.

Cómo llegar

En metro: tomando las líneas U3 y U6, descendiendo en la estación Marienplatz.

En tren de cercanías: llegan las líneas S1, S2, S3, S4, S6, S7, S8, S27, SP1 y SP2.

En autobús: hay que tomar la línea 52.

Horario de visita

De 9:00 a 23:30 horas.