Estas cenas son perfectas para anunciar el tan esperado evento y permiten además que surja la unión entre ambas familias, que tal vez incluso no se hayan hablado nunca, por un interés en común, la boda.      

Cada familia tiene su tradición y posiblemente quieras seguir con ella, sin embargo no hay un reglamento para realizar las cenas de compromisos. Estas dependerán enteramente de tus gustos y los de tu pareja.  Puede ser en un restaurant,  un parque,  una barbacoa, un cóctel o lo que más se adapte a sus gustos.    

Hay un punto muy importante y ese es el presupuesto, debes separar cierta cantidad del dinero destinado a la boda para los preparativos de la cena. Lo más recomendable es no excederse con los gastos y enfocarse primordialmente en la boda, ya que se corre el riesgo de quedar escaso de fondos antes de tiempo.

Una de las consecuencias de las cenas de compromiso es tener que pensar en la lista de invitados, debes considerar a quienes invitarás a la boda para que sean los que asistan a la cena. Si no están seguros aún de sus invitados, entonces consideren solamente a las personas más allegadas a ustedes y realicen una cena más privada.

Si piensan en hacer una pequeña cena en casa, puedes desplegar tu creatividad con platillos de fácil y rápida preparación pero deliciosos o bien podrías servir aperitivos en centros de mesa decorados por ti misma, estas decoraciones sirven de mucha ayuda al tener un bajo presupuesto.

Tiene muchas ventajas realizar la cena desde la comodidad del hogar, una de ellas es poder decorar a tu gusto y escoger si te gustaría o no realizar una fiesta temática para agregarle más emoción a la celebración con temas divertidos que te identifiquen a ti y a tu pareja.

Sin embargo, existen diversos restaurantes que tienen la opción de ofrecer a sus comensales amplias mesas para que puedas realizar sin dificultad la cena con todos tus invitados, además de proveerte platos familiares con la finalidad de que todos queden satisfechos, lo único que debes hacer es hallarlos. Lo primordial en estos casos es elegir uno que vaya de acuerdo a sus gustos. No se puede complacer a todos pero sí agradar a la mayoría. Algo que nunca ha de faltar es el buen vino para acompañar los platos y el champaña para el acostumbrado brindis.

La creatividad es tu mejor aliada cuando se trata de la preparación de las cenas de compromiso, sin importar el presupuesto que tengas aún puedes realizar una cena digna de recordar. Incluso podrías sorprender a tus invitados con detalles elaborados por ti. Lo más importante es hacer sentir cómodos a los invitados y que ustedes lo estén.