El motor eléctrico del Cayenne además de servirle de apoyo al motor de gasolina, también tiene la potencia suficiente para mantener en movimiento el automóvil a una velocidad inferior a los 50 kilómetros por hora. Esto gracias a un embrague que permite al Cayenne S funcionar mediante un sistema denominado “a vela” que consiste en que a cierta velocidad cuando el conductor levanta el pie del acelerador el motor de gasolina se desacopla y el motor eléctrico queda a cargo por lo menos de mantener activo el sistema eléctrico.  Cuando se ponen a funcionar ambos motores pueden llegar a generar hasta 379 caballos de fuerza.

Panel del nuevo Cayenne S Hybrid

Motores híbridos de calidad

El Porshe Cayenne cuenta con un motor de gasolina de seis cilindros en V que sobresalen del compresor volumétrico dando hasta 333 caballos de fuerza. Por otro lado el motor eléctrico puede tener hasta 46 caballos de fuerza y tiene la cualidad de generar energía durante las etapas de deceleración ya que como todo coche hibrido cuenta con el sistema de frenado regenerativo, con una pequeña presión con el pedal del freno hace que el motor eléctrico funcione como un generador y esa resistencia sea la que desacelere automóvil en cambio si presionamos con mas fuerza se puede frenar con normalidad.

Cuanta con baterías de hidruro metálica de níquel de 240 celdas y puede trabajar a 288 CV y esta alojada abajo del maletero. Tiene mejoras en el cambio de embrague multidisco el cual trabaja bajo un sistema llamado Torsen que reduce el peso y dimensiones logran do un consumo mas bajo de gasolina al reducir el peso.

Siendo un modelo bien posicionado en el mercado actual, el Cayenne tiene a la actualidad algunos competidores fuertes con modelos de marcas reconocidas como Lexus o Volkswagen que con este Porshe en el mercado tienen a un fuerte contendiente.