Documentación que hay que aportar

  • Qué aporta el ciudadano español. El miembro de la pareja con nacionalidad española deberá presentar varios documentos antes de solicitar el expediente matrimonial. En primer lugar, tiene que llevar la partida de nacimiento que expidió el Registro Civil en la localidad en la que nació. Si el ciudadano se encuentra viviendo en otra ciudad diferente a la originaria pero dentro del mismo país, puede solicitarla por correo electrónico y solicitar que se la envíen a su domicilio actual mediante vía postal. El segundo papel necesario es el certificado de empadronamiento; esto se consigue en el Ayuntamiento de la población de residencia y tiene sólo tres meses de vigor. Por último, se debe presentar una afirmación de que la persona solicitante está soltera; en el caso de un anterior matrimonio, deberá adjuntar el certificado de nulidad o divorcio.
  • Qué aporta el ciudadano extranjero. La documentación que debe aportar el otro miembro del futuro matrimonio es muy similar, pero al ser un ciudadano extranjero, hay otros requisitos adicionales. El más importante es tener el pasaporte o NIE en vigor. Del mismo modo que su pareja, también deberá entregar su partida de nacimiento solicitándola en la ciudad en la que nació. En el caso de que su estado civil siempre haya sido soltero, sólo bastará con una afirmación; pero si estuvo casado con anterioridad deberá adjuntar el certificado de anulación del otro matrimonio y que éste lo haya convalidado el Exequatur. Otro documento adicional a los de su pareja es el que indica su lugar de residencia, años en el actual país y el domicilio en el mismo. Esto debe ir paralelamente acompañado del certificado de empadronamiento que, como hemos dicho anteriormente, lo puede solicitar en el Ayuntamiento pertinente. Por último, el consulado de su país de origen debe certificar la capacidad matrimonial de la persona extranjera. En el caso de la documentación que se aporte en otro idioma, deberá ir acompañada de su traducción literal y ésta haber sido realizada por un traductor jurado. Además, todo el papeleo debe estar sellado por órgano que lo emite, el Ministerio de Asuntos Exteriores español y del país extranjero y de la Embajada de España en esa nación.
  • Instancia matrimonial. Tras haber recopilado ambas partes toda la documentación anterior, el siguiente paso que hay que seguir es ir al Registro Civil y pedir el expediente gubernativo de matrimonio; aquí la pareja deberá cumplimentar una declaración jurada para dar validez a la unión. Generalmente, ese mismo día se cita a la pareja para otro día en el que se les hará una pequeña entrevista con preguntas sobre ellos para certificar que el enlace es por amor y no por otro tipo de cuestión. Según el tipo de localidad, pueden pedir que en dicha audiencia también participen familiares o amigos de los solicitantes para corroborar la autentificación de su relación.