Otro de los métodos seria la utilización de calor solar concentrado que se consigue mediante una serie de espejos o lentes haciendo que esos rayos se dirijan al elemento que se quiere calentar que normalmente es una caldera de contiene líquido. Aunque es uno de los sistemas más ecológicos es bastante regular ya que no funciona los días con nubes. No podemos olvidarnos de mencionar ni la energía eólica o la hidráulica que nos proporciona, sobre todo zonas de terreno con grandes saltos de agua.

Casa con placas solares

Como utilizar las energías renovables en el hogar

En nuestro hogar existen formulas para aprovechar esas energías renovables que hemos mencionado. Cada vez son más utilizados los calentadores solares de agua que se basan en instalar unas placas con tuberías colocadas en el tejado y cubiertas con mampara de cristal para que cuando el sol caliente las tuberías el agua se almacene en un depósito aislante capaz de conservar la temperatura.

Por otro lado y como alternativa para intentar aliviar el elevado consumo de energía se empieza a plantear la construcción de edificios que puedan conservarse frescos sin la necesidad de aire acondicionado. Son muchas las nuevas construcciones donde se experimentan con nuevas soluciones arquitectónicas que intentan que el flujo de aire fresco circule correctamente de manera natural.

Calentador de agua solar

Otra de las alternativas que quizás sea más asequible a nuestro bolsillo es la utilización de lámparas solares. Seguramente hayas oído hablar de estas lámparas para usarlas en jardines pero también se pueden utilizar para alumbrar pasillos o rincones en nuestro hogar. Estas lámparas no requieren grandes instalaciones y están provistas de pequeñas placas fotovoltaicas que acumulan la energía de sol durante el día. Existen diferentes modelos que pueden variar en la intensidad lumínica y su precio no es muy elevado.