Sausalito, bienvenido a la ciudad bohemia

En ciudades como Ámsterdam también encontramos este tipo de viviendas sobre el agua, pero en el caso de la capital holandesa surgió como una forma de sobrevivir a la escasez de hogares. A diferencia de las de Ámsterdam, las casas flotantes de Sausalito nacieron como una idea bohemia y una forma de escapar del tráfico y bullicio de la ciudad de San Francisco. De hecho, importantes personajes como Isabel Allende o Robin Williams cuentan con una de estas viviendas. Y es que aunque nos imaginemos pequeñas embarcaciones convertidas en casa, algunas de las que se pueden ver en Sausalito son auténticas mansiones.

La mayoría de ellas tienen varios pisos, terrazas y el equipamiento más completo y moderno. Otras son más modestas, en las que sólo vive una persona y están decoradas de una forma pintoresca que nos muestra la personalidad de cada huésped. Hay diferentes muelles donde encontrar estas curiosas zonas residenciales, y nos encontraremos con algunas que restringen el paso a las personas ajenas a la comunidad vecinal. En las que podamos pasar, hay que ser respetuoso con la privacidad de los propietarios ya que hay que recordar que estamos adentrándonos en sus casas, por lo que hay que evitar fotografiarlas.

Algunas casas flotantes típicas de Sausalito

¿Cómo llegar?

  • Cogiendo un barco. Una de las formas más habituales para ir hasta Sausalito desde San Francisco es cogiendo un ferry desde el puerto con una de las dos compañías que operan en la ciudad. La duración del trayecto es de unos 30 minutos y el precio del billete oscila entre los 5 y los 10 dólares, según la edad de los pasajeros. Durante el viaje en barco de San Francisco a Sausalito tendrás unas vistas impresionantes tanto de la Isla de Alcatraz como del hermoso Golden Gate. Especialmente si hace buen tiempo, te recomendamos que llegues hasta esta localidad costera en ferry para disfrutar del sol mientras puedes realizar las mejores fotografías de tus vacaciones.
  • En coche. A sólo 13 kilómetros de San Francisco podrás llegar a Sausalito por carretera; pero para ello tendrás que cruzar las aguas de la bahía de San Francisco. Por eso, la única forma de hacerlo es cruzando el Puente Golden Gate. Además de ser uno de los trayectos más bonitos que podrás hacer si alquilas un vehículo, es la forma más rápida de llegar a Sausalito. Una vez allí, podrás aparcar en cualquier punto ya que al tratarse de un destino tan tranquilo no encontrarás problemas de aparcamiento.
  • Alquilar una bicicleta. Especialmente en los meses estivales y para aquellos turistas que les gusta disfrutar en sus vacaciones de actividades al aire libre, es muy popular alquilar una bicicleta para ir hasta Sausalito. Se hace cruzando el Golden Gate y por unos 30 euros al día podrás disfrutar de una jornada de bicicleta y naturaleza; puedes alquilarlas en Fisherman’s Wharf, en el muelle de San Francisco. Lo habitual es ir en bicicleta hasta la localidad costera y volver en ferry subiendo la bicicleta en el interior de la embarcación. Verás que las filas en los ferrys de Sausalito a San Francisco son largas y que son muchos los turistas que deciden hacer esta excursión.