Esto conforma un respaldo importante a la hora de solicitar empleo y se entregan junto con el curriculum en cada lugar donde uno se quiere postular. Es una manera de certificar que lo que dice el curriulum es verdad y que eres una persona digna de confianza además de certificar que eres una persona idónea para el puesto.

Otras personas que pueden brindarte una carta de recomendación son: contactos de negocios, profesores o asesores académicos, clientes o proveedores, personas que trabajase en voluntariados, etc. Teniendo presente que a veces se van perdiendo los contactos es bueno armarse una carpeta con cartas de recomendación a medida que se va trabajando para que la otra persona no esté olvidada de nosotros al momento de pedir la recomendación.

Una carta de recomendación puede resultar muy útil

¿Cómo pedimos una carta de recomendación?

A veces es difícil para una persona redactar una carta, aunque tenga un buen concepto formado de uno, el hecho de tener que redactar suele ser un punto difícil de resolver. Por eso es bueno tener una plantilla con la estructura de la carta de presentación como para facilitarle a la otra persona para que la complete y redacte a su voluntad, esto le facilitará la tarea a la hora de escribir. Esta plantilla contiene un detalle de los trabajos realizados con dicha persona y un detalle de tu información personal actualizada para que la carta sea más completa.

En cuanto a la manera de pedirla es conveniente realizarla diciendo “¿Podría escribir una referencia sobre mí y mi trabajo con usted?” Seguramente la persona aceptará y en ese momento decirle que se tiene una plantilla armada para facilitar la escritura y preguntar si desea usarla o no. Tal vez haya quien no quiera dejarse influenciar y escribirlo a su manera. Otro detalle a tener en cuenta es preguntar si esta persona que va a realizar la carta quiere que entreguemos su número telefónico para que el nuevo empleador lo contacte para confirmar que lo dicho es cierto.  Esta es una manera de mostrar consideración hacia las personas que, por cierto, es muy bien vista a la hora de contratar a alguien.