Estructura de una carta o email de agradecimiento

  • Saludo. Debemos comenzar la carta o email de agradecimiento tras la entrevista saludando a los entrevistadores de forma cordial y presentándonos para que sepan que somos uno de los candidatos que entraron en su proceso de selección. Te recomendamos que si optas por hacerlo de forma online, la fotografía en el perfil de tu correo electrónico sea la misma que incluiste en el CV. De esta forma, les será más fácil asociar quién es el candidato que les está escribiendo. Del mismo modo, es importante que en el email que uses para la texto de agradecimiento aparezca tu nombre y apellidos; por ejemplo “antonio.lopez.sanchez@gmail.com”.
  • Agradecer atención. En un segundo párrafo debemos mostrar agradecimiento a la empresa por habernos incluido en el proceso de selección y dar las gracias porque en ese momento estén dedicando tiempo a leer nuestra carta. En esta parte del texto podremos hacer referencia a algún detalle concreto de la entrevista, como por ejemplo decir el día y la hora en la que tuvo lugar nuestra conversación así como hacer un breve recordatorio del puesto de empleo al que nos postulamos.
  • ‘Recordar’ nuestro CV. El tercer párrafo generalmente debe ser el más extenso ya que aquí haremos un recordatorio de nuestra formación y experiencias previas así como aquellos conocimientos o habilidades que puedan ser interesantes para el puesto de trabajo. Debemos dar por sentado en la redacción de nuestra carta que el seleccionador se acuerda de nuestro currículum, aunque realmente no sea así debido al gran volumen de candidaturas que seguramente habrán recibido. Sin embargo, dicho recordatorio de nuestro CV debe ser sutil y haciendo hincapié sólo en aquellos aspectos que sean fundamentales para mostrarnos como el postulante más idóneo.
  • Solventar dudas. Este texto tiene que ser la excusa perfecta para resolver las posibles dudas que quedaron en el aire durante la entrevista. Por ejemplo, si el candidato estaba en varios procesos de selección a la vez, si estaba en trámites por cambio de domicilio, si terminaba su contrato en otra empresa… También puedes utilizar este párrafo de la carta para hacer algunas preguntas que te quedaron sin resolver el día de la entrevista; sueldo a percibir, número de horas semanales, el lugar donde se llevaría a cabo la actividad, etc.
  • Ofrecer disponibilidad. Y tanto en un párrafo aparte como incluyéndolo en el anterior, debemos destacar nuestra disponibilidad para incorporarnos. Debemos mostrarnos totalmente accesibles para comenzar cuando haga falta o en caso de que haya un cambio de domicilio por medio debido a un traslado de ciudad, decir cuándo estaremos totalmente instalados en la localidad.
  • Despedida. Por último, debemos volver a agradecer el tiempo que han dedicado a atendernos tanto el día de la entrevista como en el momento de leer nuestra carta, dar las gracias por haberse mostrado tan amables con nosotros y recordar que quedamos a su disposición para aclarar aquellas dudas que les surgieran. En la despedida debemos ser correctos y no emplear excesiva cordialidad. Firmaremos la carta con nuestro nombre y apellidos e incluiremos nuestro teléfono de contacto.