Ingredientes

  • 1 kilo de carne fileteada, como para milanesas
  • 1 taza salsa tipo inglesa
  • 1 taza agua
  • 1 taza de salsa teriyaki
  • ½ taza salsa de ostión
  • 1 taza salsa de soja ligera
  • 2 cucharadas de jengibre finamente picado o el jugo solamente
  • 2 cucharadas de cebolla blanca finamente picada
  • 2 cucharadas de ajo finamente picado o molido
  • 2 cucharadas de chile seco en hojuelas
  • 3 cucharadas de miel de agave o de maple
  • 3 cucharadas de azúcar negra
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco

Receta paso a paso

Combina todos los ingredientes en un refractario grande. Baña con la salsa cada uno de los filetes delgados como para milanesa y finalmente acomódalos todos en la salsa. Tapa la carne y deja marinar por lo menos 3 horas o durante la noche.

Una vez que haya pasado el tiempo de marinado, coloca todos los filetes sobre toallas de papel y elimina el exceso de salsa en ellos. Acomoda los filetes sobre charolas tipo racks  o colgando sobre las rejillas de tu horno.

Con el horno a la temperatura más baja que sea posible, deja secar los filetes por lo menos de 3 a 4 horas o hasta que la carne luzca seca en su totalidad. Una recomendación es abrir de vez en cuando el horno para que el exceso de calor que se acumule salga, ya que el calor alto cocina la carne, no la seca.

Una vez que pase este tiempo y la carne se haya secado, puedes cortarla con tijeras de cocina y guardarla en lugares secos para su conservación, no sin antes probarla para que compruebes su rico sabor.

La carne seca o jerky  no solo es deliciosa sino que va perfecto como botana junto a una rica cerveza, o como un sabor sorprendente en ensaladas, tacos, pizza o guacamole.

Prepara tu propia carne seca y disfrútala en casa como más la disfrutes, pero si deseas un sabor más picante, añade a la marinada pimienta de cayena, chile o salsa habanero, así como jalapeños para un sabor realmente picante o hot.