Cómo empezar a usar un bastón

  • Primero debe ser porque el médico así lo indica, y él mismo nos dará recomendaciones sobre el tipo de bastón, de una o varias puntas, así como de las medidas que debe tener y el material, ya que un bastón de madera se usa para un mayor soporte y uno de aluminio para un soporte más superficial.
  • Una vez que el especialista nos ha ayudado a escoger el mejor bastón para nosotros, es necesario que lo usemos con la mano contraria a la pierna más débil o la cual está lesionada, lastimada u operada, ya que es en esta mano donde pondremos el peso que la pierna débil no puede soportar.
  • Hay que tener cuidado con que la mano sienta una ligera inclinación solamente al sostener el bastón, y de soportar la fuerza con el brazo completo o con el hombro y jamás con la muñeca, está es una articulación débil que seguro se lastima si nos sostenemos en ella.
  • Busca estabilidad en cada paso que des porque cualquier detalle en el piso que antes hubiera parecido algo insignificante ahora puede ser algo que te haga caer. Al momento de elegir sendas o veredas procura las que son más lisas, evita las empedradas y tómate tu tiempo para subir escalones o cualquier tipo de montículo.

Si sientes alguna molestia

El bastón debe ayudarte a caminar mejor y a sentirte estable cuando das cada paso, si por el contrario sientes inseguro el paso por efecto de una incomodidad o después de usarlo durante todo el día o por un periodo pequeño de tiempo sientes un dolor producto del uso, es imperativo que acudas a tu médico sin dudarlo, ya que probablemente algo anda mal con el bastón.

No son muchas las indicaciones para usar un bastón y caminar con él, pero vale la pena prestarle atención a estas indicaciones, ya que se trata de un aspecto de la salud, y como bien sabemos es mejor prevenir que lamentar cuando se trata de vivir la vida al máximo.