Estos apartamentos en miniatura en algunas ocasiones cuenta tan solo con dos espacios, un baño y un lugar diáfano que vale para cocina, salón y también para dormitorio. Por eso, aprovechar todo el sitio con el que se cuenta es imprescindible.

Algunas de estas casas antiguas remodeladas en apartamientos cuentan con techos muy altos. Esto era algo muy normal en las construcciones de antes. Esos metros hacia arriba normalmente se pierden, pero pueden aprovecharse para conseguir un dormitorio en las alturas, totalmente independiente del salón y que deja libre espacio para la sala.

La idea es hacer un altillo sobre el que colocar el somier y el colchón y al que se accede mediante una escalera. Bajo el altillo se puede colocar el sofá de la sala, consiguiendo así aprovechar al máximo este espacio y disponer de dos ambientes separados. También se puede situar la zona la colada o realizar un mueble que llegue al suelo a modo de armario en el que incluso podría quedar oculta la cocina.

Si se utiliza una escalera plegable solo habrá que tirar de ella para subir y recogerla cuándo no se utilice, pero hay escaleras de madera muy cómodas y que pueden resultar incluso decorativas.

Ejemplo de dormitorio instalado en un altillo

Camas en alto para dormir cerca del cielo

Aunque existen camas en alto que ofrecen espacio en la parte inferior, no son tan cómodas ni tan prácticas como la idea que os proponemos, que consiste en realizar una estructura en pladur que no necesita de soportes adicionales. Se puede realizar también en cemento y ladrillo, pero la opción de pladur es mucho más económica, más rápida y además se puede revertir más fácilmente si en el futuro se cambia de idea.

Estos altillos no tiene por qué tener una columna para ayudar a soportar el peso, sino que pueden estar bien asegurados a las paredes.  Lo habitual es que sean más anchos que la cama, dejando un cierto margen para que la persona pueda moverse con comodidad. Del mismo modo, la altura tiene que estar bien distribuida para que la persona pueda incorporarse en la cama y también pueda estar cómoda en la zona inferior.

Una vez que se realiza la obra es buena idea dotar al espacio de luces led con un interruptor para que la luz de la cama sea independiente de la del resto de la estancia. También es buena idea tener un segundo interruptor para la luz principal, para que de este modo no haya que subir ni bajar a oscuras.

Si se desea una mayor intimidad para la cama, se puede colocar una cortina que la tape por completo, de este modo no se verá nunca el interior de la “habitación” y ni siquiera parecerá que hay una cama allí.