Cada vez falta menos para que termine el año y mientras hacemos una cuenta regresiva del tiempo restante para dar la bienvenida al 2017, podemos tomar en cuente las jugadas que preparan algunos de los fabricantes internacionales más reconocidos de la industria automotriz. Tal es el caso de la mundialmente afamada marca de automóviles y camiones Chevrolet con sede principal en Detroit, estado de Míchigan, en los Estados Unidos.

El fabricante automotriz perteneciente al Grupo General Motors, nos guarda una inmejorable y grata sorpresa para el año entrante, específicamente para el otoño y es que ha dado a conocer el precio de entrada al mercado de uno de los modelos más esperados por todos los amantes de la conducción y la tecnología de innovación y las carreras. Estamos hablando sin lugar a dudas del Chevrolet Camaro ZL1 2017, modelo de vanguardia que tendrá un precio lindante entre los 60,000 euros en el caso de la versión Coupé, y de aproximadamente 70,000 euros en el caso de su variante convertible.

Al enfocarnos concretamente en su aspecto estético y aerodinámico, podemos percibir que el Camaro ZL1 deleita a sus usuarios con un paquete que mejora la fluidez del viento, una nueva rejilla delantera, y un capó con tomas de aire e insertos de fibra de carbono, así como también rines de aluminio de 20 pulgadas con neumáticos Goodyear Eagle F1 Supercar, que solo aumentan su atractivo.

Este Chevrolet es como dice una frase popular “un auténtico caballo de raza”, pues posee una potencia de 660 CV y 860 Nm de torque, es decir, unos 71 CV y 110 Nm más que su predecesor, que fácilmente lo convierten en el Camaro más poderoso en los casi 50 años de historia del modelo.

Interior del Camaro ZL1

Ahora nos trae para tener así una mejor perspectiva de las características que brinda el extraordinario motor V8 sobrealimentado por un turbocompresor de 6.2 litros de cilindrada, una transmisión automática de 10 marchas, es necesario especificar que le confiere al vehículo una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 3.6 segundos, esto es aproximadamente cuatro décimas de segundo menos que el Shelby Mustang GT350R, portador de más de 530 CV de potencia, o el mismo tiempo que demora el Dodge Charger SRT Hellcat, y sus 720 CV de potencia. Como buen auto de un fabricante americano, otro entorno que se puede evaluar son los 11.4 segundos a 204 km/h que tarda en recorrer 0,402 km (un cuarto de milla), esto quiere decir, que es 1.1 segundos más eficaz que el Shelby Mustang GT350R, y 0.5 segundos más veloz que el Dodge Charger SRT Hellcat.

Acompañando a este vehículo extraordinario de ocho cilindros, se encuentra un sistema de frenos de disco Brembo, de 15.35 pulgadas o 390 mm, con sujetador de seis pistones, que permite llevar el vehículo de 100 km/h hasta 0, con apenas 34 metros recorridos, adicionalmente cuenta, por si fuese poco, con un selector de modos de manejo, un Performance Traction Management, un Launch Control, una suspensión Magnetic Ride y un diferencial electrónico de deslizamiento limitado.