Pero antes de ir a la tienda y adquirir uno sin pensarlo dos veces, debemos de conocer algunas peculiaridades que estos animales tienen y que quizás hagan que no sean compatibles con nosotros. Para empezar, son reptiles que necesitan presas vivas y que no se conforman con unos pocos insectos o gusanos, sino que precisan de una variedad de animales que deberemos de criar y alimentar para ofrecérselos: grillos, gusanos, moscas y saltamontes son la base de su dieta.

También son muy especiales y sibaritas a la hora de beber, ya que no van a ir a un bebedero, sino que se hidratan lamiendo el agua de las hojas de las plantas. Por ese motivo es fundamental que en sus terrarios haya plantas y que estas tengan un sistema de goteo que humedezca sus hojas suficientemente.

Para tener un camaleón en casa hay que conocer ciertas particularidades

Son animales muy territoriales, que no aceptan compartir su espacio. Algunos ejemplares machos con mejores pulgas pueden llegar a convivir con dos hembras, pero otros ni tan siquiera aceptan a estas tentadoras “compañeras de piso”.

Por último, y como sucede con todas las mascotas exóticas, precisan de un veterinario que conozca bien sus características, los cuales no suelen ser precisamente baratos. Si sabiendo todo esto piensas que tener un camaleón es una buena idea, entonces adelante.

Su terrario

Hay casos de camaleones que han vivido en relativa libertad en una habitación o en una terraza, pero lo más habitual es que lo hagan en un terrario ya que necesitan unas condiciones de temperatura y humedad óptimas, que raramente se dan en nuestro país. Estas condiciones varían según la clase de camaleón escogida, así que debemos de informarnos de las más adecuadas para nuestro ejemplar.

El terrario del camaleón debe estar correctamente ventilado

Debe de ser un terrario grande, alto y a poder ser que sus paredes o parte de ellas sean de malla de alambre para garantizar una correcta ventilación ya que de otro modo, debido a la alta humedad ambiental, podrían desarrollarse hongos fácilmente.

En el terrario es conveniente que haya troncos para trepar y algunas plantas, siendo la más recomendada el pothus, aunque se pueden utilizar plantas artificiales. El animal necesita tranquilidad así que mejor si su espacio se encuentra en un rincón tranquilo y sin mucho ruido.