Eso si, antes de ir asegúrate de que el minino no tiene pulgas o garrapatas, ya que estos parásitos pueden hacer que el animal se rasque mucho o se lama compulsivamente y causándose que se caiga el pelo. Además algunas mascotas son alérgicos a estos parásitos y lo pasan muy mal cuándo les infectan.

Los motivos más comunes por los que a un gato le cae en pelo en una zona determinada son:

Problemas de carácter psicológico

Algunos gatos toman la costumbre de lamerse compulsivamente. Este tipo de comportamiento está causado en la mayor parte de los casos por el estrés. El minino se lame, la piel produce un cosquilleo que el interpreta como placentero y repite la conducta una y otra vez causando que se caiga el pelo.

En los casos más severos hay que colocar un collar isabelino ya que hay ejemplares que se han llegado a provocar la caída de la mayor parte de su pelo, irritando enormemente su piel y teniendo problemas gástricos serios por ingerir grandes cantidades de pelos.

El veterinario intentará ayudarnos a descubrir la causa de esta conducta y, si se descarta todo lo físico y las causas psicológicas más habituales, nos derivará al etólogo para un diagnóstico especializado y una solución más adecuada.

Dermatitis

Una alergia causada por un jabón con el que lo aseamos, una colonia poco adecuada para su piel y otras  muchas causas, incluías las alergias a algunos tipos de arena, pueden causar una dermatitis. Esto es una irritación de la piel que trae como consecuencia la caída del pelo.

La solución para por descubrir qué es lo que ha causado esa irritación para eliminarlo y tratar la piel del gato con los productos adecuados para aliviar los picores y escozores que pudiera estar sufriendo.

Las picaduras de insectos también pueden causar dermatitis en los mininos, especialmente determinados bichos a los que pueden ser sensibles. Esto es más común en gatos que salen al exterior y juegan en el jardín.

Hongos

Las calvas causadas por los hongos son muy características ya que son redondas y comienzan con la forma de una pequeña moneda, que puede ir aumentando o apareciendo en diferentes sitios.

Una de las enfermedades más comunes en gatos, causadas por un hongo es la tiña, que pueden contagiar a las personas. El veterinario debe de realizar un cultivo, descubrir que tipo de hongos ha atacado a nuestro gato y darle el tratamiento correcto para combatirlos.

Sarna

La sarna es causada por un parásito que se introduce en las capas más superficiales de la piel y se desplaza por ellas alimentándose y depositando huevos. Los primeros síntomas son una fuerte dermatitis y la caída del pelo.

La mayoría de los tipos de sarna se pueden curar fácilmente, sobre todo si se cogen a tiempo. Debemos de tener cuidado porque hay sarna que se contagia de los gatos a los humanos muy fácilmente.