Cabeza y cuello

Para calentar la zona de la cabeza y cuello existen cuatro ejercicios fundamentales: el primero es mover la cabeza de izquierda a derecha, tal como si se estuviera negando algo. Luego debes hacer lo contrario y comenzar a afirmar, moviendo la cabeza de arriba abajo. Seguidamente, debes balancear tu cabeza, tratando de que tu oreja toque el hombro y finalmente debes hacer movimientos circulares, cerrando los ojos para no marearte.

Hombros y muñecas

El calentamiento de hombros, se realiza elevándolos en dirección a los oídos, lo más alto posible, y luego bajándolos. Luego de esto, abre los brazos y trata de dibujar una espiral con la punta de los dedos, es decir, has movimientos circulares. Seguidamente, las muñecas debe moverse hacia atrás y hacia adelante, con la ayuda de la mano contraria, si es necesario.

Calentamiento de hombros

Tronco y piernas

Para las piernas y el tronco, puedes hacer un ejercicio de marca tradicional, elevando una pierna hacia el pecho y luego bajándola lentamente, esto deberás hacerlo de forma alternada, y puedes alcanzar cierto nivel de rapidez si así lo deseas.

Espalda y piernas

Coloca las piernas de forma paralela con una distancia entre ellas, más o menos correspondiente a la distancia entre los hombros y luego flexiónalas. Ahora coloca tus manos en la cintura, y comienza a mover el tronco lentamente de izquierda a derecha y de derecha izquierda, esto deberás hacerlo al menos unas 10 veces para cada lado.

Piernas

Las sentadillas son un ejercicio exclusivo para las piernas. Conserva la posición anterior, y solo debes intentar bajar un poco más pero solo hasta una altura media. Repite el movimiento varias veces.

Calentamiento de piernas

Pies

Muchas veces olvidamos la importancia del calentamiento de los pies, ya que son la parte del cuerpo que debe soportar nuestro peso corporal. Los ejercicios para el calentamiento de los pies implican movimientos similares a los de la cabeza, muévelos de un lado a otro, luego de arriba hacia abajo y finalmente de forma circular, en dirección izquierda y en dirección derecha. Con estos ejercicios, estarás más a tono para comenzar a hacer actividad física más profunda.