Llevar adelante un blog, así como una empresa, requiere organización. Parte de esa organización implica saber qué se va a publicar en los siguientes días o semanas, es decir, tener cierta planificación en avanzado. Algunos blogueros profesionales incluso llevan meses de contenido adelantado. No, no es una locura: esto es cada vez más común.

En relación a la planificación de contenidos, es necesario que hablemos del tan temido y esquivado calendario editorial. No, descuida, no se trata de editar un libro sino de diagramar qué publicarás cada día de acuerdo a un análisis previo de los contenidos que mejor funcionan.

Si crees que no necesitas un calendario para llevar adelante un blog, aquí te comentamos algunas razones sobre por qué es necesario un calendario editorial.

  • Los calendarios funcionan como un diagrama mental. Sí, es cierto: las personas recuerdan más las imágenes que las palabras. Si colocas todo el trabajo que debes realizar en un calendario, probablemente sea más fácil para ti manejarlo.
  • Facilita el cumplimiento de objetivos. La organización muchas veces ayuda a hacer el trabajo de una forma más simple. Si observas los objetivos y las metas que quieres alcanzar en un calendario es menos complicado que puedas visualizar eso que quieres conseguir.
  • Un recordatorio visual hace que percibas la tarea como “menos complicada”. Si tienes un calendario que luce simple, puede influenciarte positivamente para que lleves a cabo la redacción del contenido sin que te parezca una tarea difícil.
  • Ganas más tiempo. Si cada vez que tienes que publicar algo, te pasas horas pensando qué deberías escribir, estás echando tu tiempo por la borda. En cambio, si ya tienes planificado qué publicarás cada día (y has hecho tu investigación previa), la mitad del trabajo está hecho.
  • Te permite tener una visión global de tu línea editorial y de las temáticas de tu blog. El calendario editorial te permite tener una mirada macro de todo lo que has escrito y de los contenidos que verán la luz en un futuro, permitiéndote tomar decisiones sobre aquello que quieres escribir o no. Por ejemplo, si tienes un blog de moda y ya has escrito diez entradas sobre los trajes de baño más populares para este verano en los últimos tres meses, tal vez sea conveniente que no agotes la temática y escribas, por ejemplo, acerca de los accesorios ideales para llevar a la playa.
  • Puedes organizar tus contenidos en relación a eventos clave, fechas y lanzamientos. Para mencionar un ejemplo: si eres un bloguero informático, querrás planificar con antelación una entrada o una reseña sobre el lanzamiento del próximo iPhone. El calendario editorial te permite adelantarte a aquello que sabes que vendrá (y prepararte para abordar el evento de la mejor manera).
  • Consolida tu flujo de contenidos. Mientras más tiempo haya entre tu publicación futura y el presente, más consolidada estará tu estrategia editorial y podrás hacer cambios, modificaciones e investigar sobre nuevos temas.

Si tienes un blog, ya sea personal o empresarial, no dudes en comenzar tu calendario editorial enseguida. ¡No hace falta comenzar un año para iniciar un calendario! Puede ser semanal, mensual o anual.