¿Cómo calculo mi prestación por desempleo?

Lo primero que debes tener en cuenta es que si has terminado el trabajo pero te quedan vacaciones no disfrutadas y retribuidas deberás esperar a que pase ese periodo para poder obtener tu prestación por desempleo. Para calcular el paro que te corresponde deberás contestar de forma interna a una serie de cuestiones:

  • ¿Has disfrutado de la prestación en los últimos 6 años?
  • De ser así, ¿cuánto tiempo has trabajado desde la última vez que cobraste el paro?
  • Según el periodo de tiempo que sea, también influirá si ha sido en una empresa o varias y lo que has ganado en cada sitio.
  • Las horas trabajadas también deberás tenerlas en cuenta para saber la cuantía que te asignarán.
  • El último factor a analizar es si tienes a tu cargo a hijos menores de 26 años, ya que de ser así, la cantidad a percibir será mayor que para otras personas.

Debes tener en cuenta que en contratos de ‘jornada completa’ se entienden como tiempo trabajado todos los días de la duración del contrato, mientras que en régimen de ‘media jornada’ y si se trabajan menos de 5 días a la semana se multiplicarán por 1,4 para incluir la parte proporcional a los días de descanso. Sobre la cuantía bruta que te corresponderá, debes descontar un porcentaje como aportación obligatoria del trabajador para cotizar en la Seguridad Social así como la correspondiente retención de I.R.P.F. La cantidad se ingresará en el número de cuenta que facilites en la misma fecha aproximada que solicites tu prestación por desempleo. Para hacer dicha solicitud, debes hacerlo en un plazo que no pase los 15 días desde la finalización de tu contrato.

¿Cuánto tiempo he trabajado?

  • Menos de un año. Toda persona que haya trabajado un año tiene derecho a recibir el paro, pero ¿qué pasa si he trabajado en un contrato legalizado durante menos de un año? Esa persona no podrá recibir más del 75% del salario mínimo interprofesional; si tienes en cuenta que en España es de unos 650 euros, percibirá unos 480 euros al mes. Si no se tiene hijos menores de 26 años o con alguna deficiencia, deberá haber cotizado al menos 6 meses; y si tiene cargas familiares con tres meses será suficiente para disfrutar de dicho paro. Los que hayan trabajado menos de un año y no tengan hijos, dispondrá de la prestación el mismo número de meses trabajados; mientras que los que sí que tengan cargas podrán ampliar su paro hasta un máximo de 20 meses.
  • Más de un año. Por un año se entiende en este caso 360 días y se deben cumplir varias condiciones para disfrutar de la prestación: haber estado dado de alta en la Seguridad Social, que la situación en desempleo sea legal, que la cotización haya sido aportada en los últimos seis años, no haber cumplido la edad para jubilarse y acreditar disponibilidad para volver a trabajar. La cantidad a percibir es durante los primeros seis meses del 70% de lo que se cobraba anteriormente y después desciende hasta el 50%; al menos que se tengan cargas familiares. Dependiendo del número de hijos que la persona desempleada tenga y la edad de éstos, podrá disfrutar desde un 100% hasta un 225% máximo del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples; es decir puede variar desde los 600 y los 1300 euros al mes.