Hinchazón, incomodidad, vientre abultado, dolor en el bajo vientre así como problemas más bochornosos como gases y eructos, todas estas molestias puede causar la indisposición o estreñimiento, por lo que es necesarioconocer métodos seguros y que no causen una acción muy adversa y contraria que nos provoquen descomposición en el trabajo u hogar; y uno de estos métodos es tomando café. Se trata de un ingrediente ideal para combatir este problema y otros males derivados de la digestión.

Café para una digestión regular

El café cuenta con numerosas propiedades es un laxante natural y por ello gracias a la cafeína que como buen estimulante incita los movimientos estomacales, nos ayuda a acelerar la forma en la que nos deshacemos de nuestros desechos de forma natural y segura. De hecho, para las personas que toman una taza de café al día, esta es una de las formas más comunes en las que mantienen a su organismo al día sin la necesidad de medicamentos o cualquier otro remedio.

Pero para que este remedio no nos aporte calorías ni grasas es preciso tomarlo solo y sin demasiada azúcar, ya que tomarlo tipo “postre” como en cappuccino con crema batida, chocolate, y chispas en realidad solamente reducirá sus beneficios y lo llenará de azucares, grasas y calorías extras que nadie necesita.

Podemos usar el café como remedio casero para lograr un efecto laxante

Cuándo no se recomienda el café contra la indisposición

A pesar de los beneficios que puede aportarnos el café, si vemos que las reacciones que nos produce son muy intensas de tal modo que recaen en la indisposición o como comúnmente se le conoce: diarrea, es mucho mejor evitar tomarlo, ya que probablemente problemas como el colon irritable o el intestino sensible están manifestándose.

Lo anterior debe ser controlado con mayor razón si vemos que agregar leche o combinar un desayuno por ejemplo, con cítricos o frutos como la papaya nos provocan una descomposición segura, ya que a pesar de ser buenas soluciones contra el estreñimiento en estómagos y organismos sanos, para quien sufre de intolerancia a la lactosa o colon irritablepuede ser demasiado severo y es mejor consultar al médico para que nos provea de una solución que se adapte mejor a nuestro problema.