Estas son las principales causas que suelen provocar que el cabello no crezca con el ritmo habitual, generalmente como consecuencia de deficiencias en nuestra alimentación o algún hábito poco saludable:

  • Mala alimentación: Como lo mencionamos anteriormente la alimentación es un factor a considerar cuando se trata de que el cabello crezca sanamente. Es importante que tu alimentación sea lo más saludable posible, bien reza un dicho: “somos lo que comemos”, así que es esencial que incluyas en tu dieta alimentos que te ofrezcan las vitaminas y  minerales que necesita tu cabello para desarrollarse. Evita las grasas, por otra parte las frutas y verduras no pueden faltar a la hora de comer.
  • Falta de hidratación: Nuestro cuerpo puede aguantar mucho más tiempo sin alimentos, pero muy poco sin agua, el organismo necesita de una hidratación constante. La gran parte de nuestro cuerpo está compuesta por agua, así que sin ella no tenemos vida. Toma por lo menos unos 8 vasos de agua al día y de esta forma, estarás contribuyendo a que tu cuerpo elimine toxinas, por lo tanto tu cabello crecerá gracias a la hidratación que le proporcionas.
  • Eres fumador: Fumar es una de las adicciones más grandes en el mundo, y es necesario que dejes el cigarrillo, si eres un fumador. El cigarrillo aparte de incrementar el riesgo de padecer cáncer de pulmón, pone en riesgo nuestra salud. Los componentes químicos del cigarro retrasan el crecimiento del cabello, ya que afectan muchos de los vasos sanguíneos que ayudan a agilizar este proceso en el cuero cabelludo. Trata de evitar el contacto con fumadores ya que si no eres fumador, de igual forma estarás poniendo en riesgo en tu salud, aspirando el humo del cigarrillo.
  • Exceso de medicamentos: Muchos medicamentos poseen componentes que retrasan el crecimiento de nuestro cabello, y además lo maltratan. Es posible que el consumo regular de anticoagulantes, pastillas anticonceptivas y otro tipo de medicinas estén afectando negativamente el proceso de desarrollo de tu cabello. Por otra parte hay medicamentos que incluso causan el debilitamiento, y por consiguiente la caída del pelo.
  • Poco descanso: Dormir es muy importante, pero no solo descansar unas cuantas horas, debes dormir por lo menos unas 8 horas al día, de esta forma estarás ayudando al organismo a que realice ciertos procesos que lleva a cabo mientras dormimos.

Cuanto menos duermas, más estarás retrasando dichos procesos y además a la larga te enfermarás y te sentirás agotado durante la mayor parte del día. Nuestro cuerpo recupera energías y regenera parte de nuestro desgaste mientras dormimos, así que debes evitar los trasnochos.

El crecimiento de tu cabello mejorará, si evitas algunos de los hábitos que acabamos de mencionar, además es importante que lo hidrates con productos que le proporcionen vitaminas y minerales, para su correcto desarrollo.