Redactar un email para pedir trabajo

  • Breve pero atractivo. Ya que no sabemos si necesitan cubrir un puesto de empleo que encaje con nuestro perfil, debemos redactar un email para pedir trabajo que sea breve pero atractivo. Seguramente los selecciones se sorprendan de recibir un correo pidiendo un puesto de empleo, por lo que debemos escribir resumiendo el motivo por el les hacemos llegar nuestro CV así como una breve descripción del tipo de candidato que somos. En primer lugar saludaremos, después haremos una pequeña presentación sobre quién somos y a qué nos dedicamos y nos despediremos dando las gracias por el tiempo que han invertido en leer nuestro email.
  • Personalizado. Cada correo electrónico que escribamos debe ir personalizado a la empresa a la que la enviamos. No hace falta escribir tantos textos como emails se vayan a enviar, sino que modificaremos algunos aspectos puntuales. Por ejemplo, si conocemos el nombre de la persona que va a recibir nuestro correo haremos referencia directa a ella en el momento del saludo y la presentación. Por otro lado, cuando demos el motivo por el que nos gustaría trabajar con ellos haremos referencia directa a la empresa e incluso podemos añadir algunos datos concretos sobre ésta. Por ejemplo diciendo algo como: “teniendo en cuenta que son una empresa en crecimiento y cuentan con más de mil empleados en su plantilla, me pongo en contacto con ustedes…”.
  • Archivos adjuntados. Uno de los momentos más importantes del email marketing es cuando adjuntamos en el correo electrónico los documentos que queremos hacerles llegar. Imprescindible enviar nuestro CV y carta de presentación, y en la medida de lo posible, adjuntar tantas cartas de recomendación como tengamos de anteriores empleos. En cualquier caso, todos los archivos deberán estar en formatdo PDF para que no sean modificados por la empresa y puedan ser leídos en cualquier tipo de dispositivos. Igual de importante es el nombre que le damos a dichos documentos, siendo recomendable poner en primer lugar el tipo de archivo que es y después nuestro nombre y apellido. De este modo, una vez que sea leído o descargado en el ordenador del seleccionador, podrá localizarlo con más facilidad en caso de que quiera contactar contigo.
  • Datos visibles. En el texto del correo electrónico deben quedar nuestros datos perfectamente visibles. En el inicio diremos nuestro nombre y apellidos completos así como el cargo profesional que desempeñamos. Pero tras despedirnos, pondremos en nuestra firma de nuevo el nombre y apellidos y añadiremos esta vez nuestro teléfono de contacto. Es preferible que siempre des un móvil frente a un número fijo, pero siempre puedes optar por poner ambos. Si tienes una página de Twitter, LinkedIn o Google+ de carácter profesional, es recomendable que también la incluyas en la ‘firma’ ya que de este modo podrán tener más información sobre ti en el caso de que les intereses.
  • ¿A quién enviarlo? Y por último, debemos poner especial cuidado a quién estamos enviando nuestro email para pedir trabajo. Lo más recomendable es recurrir a la página web oficial de la empresa y buscar la sección “trabaja con nosotros” o “empleo”. Buscaremos si en ella hay una dirección concreta a la que poder dirigirnos, si aparece un email de contacto del departamento de Recursos Humanos, o en el caso de no existir remitir nuestro correo al departamento de Comunicación. En caso de que no estemos seguros si estamos enviándolo a la dirección correcta, pediremos al final del texto que en caso de que no sea la persona idónea para leer su CV, nos faciliten el correo adecuado.