Lo más destacado de Brujas

  • Markt. Paseando por sus hermosas calles empedradas se llega al Markt, uno de los puntos más neurálgicos de Brujas ya que es la Plaza Mayor de la ciudad y el lugar de reunión por excelencia de sus habitantes. Además de concentrar varias tiendas y bares, todos los sábados se monta uno de los mercados más importantes de la población belga.

Markt en Brujas

  • Belfort. Precisamente en la Plaza Mayor de Brujas está una de las construcciones más atractivas de la ciudad, la Torre de Belfort. Cuenta con más de 80 metros de altura y permite el acceso a los turistas para tener las mejores vistas de la ciudad después de subir los más de 350 escalones que hay en el ascenso.
  • Stadhuis. Se encuentra en otra de las plazas más importantes de Brujas, el Burg, y este edificio corresponde al del Ayuntamiento. Fue construido a finales del siglo XIV y es uno de los puntos de interés más fotografiados de la ciudad. Desde él se accede por el Callejón del Asno Ciego hasta el canal más importante de la ciudad, el de Djiver.
  • Iglesia de Nuestra Señora. Para los belgas es conocida como Onze Lieve Vrouwekerk, y es uno de los templos religiosos más importantes de Brujas. Se construyó en el siglo XIII y hoy en día cuenta con la torre más alta de todo el país, con una altura de más de 120 metros. Desde aquí se accede a uno de los rincones más románticos para los enamorados, el Puente de los Amantes.

Museos imprescindibles

  • Gruuthuse. En este imponente museo los visitantes se sentirán como si viajaran en el tiempo y retrocedieran 500 años atrás para conocer la historia de la ciudad. Su nombre proviene por el apellido de una de las familias que antiguamente habitaba en este lugar y eran encargadas de cobrar los impuestos a los habitantes sobre diferentes cereales. Se puede visitar de martes a domingo entre las 9,30 y las 17 horas y el precio de entrada es de 6 euros en tarifa normal y de 5 euros para los visitantes que accedan en tarifa reducida.

Entrada del Museo de Gruuthuse

  • Groeninge. Este importante centro cultural está dedicado al patrimonio artístico de Brujas y en él los turistas pueden observar una gran variedad de obras de arte, especialmente de los flamencos primitivos. El museo abre todos los días, excepto los lunes, desde las 9,30 a las 17 horas y el precio de entrada incluye también la visita al museo Arentshuis. Los mayores de 65 años o los menores de 25 años deben pagar una entrada de 6 euros, mientras la tarifa general cuesta 8 euros; los menores de 11 años no tienen ningún tipo de coste.

Lo más típico de Brujas

Y después de conocer los monumentos y museos más visitados de Brujas, toca disfrutar de alguno de los placeres que destacan en Brujas y en Bélgica en general. Y es que los amantes del chocolate no podrán resistirse a degustar y comprobar por qué se dice que el país es uno de los mejores productores del mundo de este dulce. Los atractivos escaparates de las numerosas tiendas de chocolates que se pueden encontrar en las calles más turísticas llamarán la atención de los visitantes e invitarán a probar alguna de las marcas chocolateras más famosas como Galler, Leónidas o Godiva. Pero no sólo el chocolate es uno de los productos principales de la gastronomía belga, sino que la cerveza de Bélgica es una de las bebidas más consumidas y mejor valoradas del continente.