Manejar adecuadamente el chocolate es más que derretir, rellenar y enfriar, de aquí se dice que es un arte, hay que practicar ciertos consejos que harán que las trufas, bombones o chocolates queden divinos al igual que deliciosos.

La cobertura:

Debes trabajar con una buena cobertura, encontrarás de diferentes tipos según lo que quieras hacer, de preferencia escoge las que tengas más de un 31% de manteca de cacao, cuando derritas la cobertura al baño de maria debes evitar a toda costa que te caigan partículas de agua para no dañar nuestra cobertura.

  • Amarga o semi amarga:  es una sólida pasta de derivados del cacao, azúcar y grasa vegetal.
  • Blanca: Compuesta por derivados del cacao, leche en polvo, azúcar y esencia de vainilla, es ideal para bañar, modelar, decorar y sobre todo colorear, agregando colorante soluble al aceite.
  • De leche: Elaborado con derivados del cacao y leche en polvo, tiene un agradable y dulce sabor a leche.ideal para combinar con rellenos poco dulces.

La cobertura la debes trozar con un cuchillo o a mano y luego colocarla en un recipiente el material de este depende de como deseas derretir el chocolate, si es en el microondas, debe ser en un tazón de vidrio, para horno convencional, tazon metalico y si es en la estufa convencional, en una olla especial para baño de maría, en cualquiera de los casos debes evitar que caiga agua o vapor de agua, para que no se dañe la cobertura y pierda el brillo o se  torne espesa.

Temperar o templar:

Para obtener el brillo perfecto y homogeneizar la cobertura es importante templar o temperar y se puede hacer de dos maneras.

  • En una superficie fría: Puedes verter la mitad de la cobertura en la mesa de trabajo puede ser de mármol o metal. estirala con una espátula del centro hacia afuera hasta que enfríe, y regresala al tazón donde esta la otra mitad caliente. Para comprobar que la cobertura esta templada puedes colocar una gota de en el dorso de la mano y debe estar tibia.
  • puedes darle brillo y enfriar, vertiendo la cobertura caliente en otro tazón y batir por unos minutos hasta que esté tibia.

Añadiendo el chocolate a los moldes para darles la forma de bombón

Moldes:

Existen infinidad de moldes todo depende para que ocasión los quieres utilizar y comprar los adecuados, no uses detergentes para lavarlos, solo con agua caliente y secarlos con una toalla de papel.

Revestimiento:

Debes revestir los moldes con cobertura tibia con ayuda de una manga para pastelería, un pincel o una cuchara luego le das unos golpecitos al molde para que suban las burbujas y lo volteas para que caigan los excesos voltealo nuevamente y por oltimo deja secar el revestimiento.

Rellenos:

Existen muchos tipos de rellenos y podríamos clasificarlos d ela siguiente manera:

  • Cremas: Entre ellas están las que son preparadas con crema de leche mezcladas con esencias como la de naranja.
  • Frutas: Rellenos a base de trozos de nueces, ciruelas pasas, coco entre muchos otros.
  • Líquidos: A base de licores solos o combinados con frutas.
  • Pastas: mazapan, las pastas de frutas, el nougat y el toffee.
  • Recortados: el canache o caramelo y praliné entre otros.

Para rellenar puedes utilizar una manga pastelera o una cucharita.

CONSEJO: El éxito para tus trufas o bombones radica en el brillo, la nitidez de sus formas y la finura de los moldes.