A continuación te mostramos cinco usos diferentes que puedes darle a las bolsas de té usadas en lugar de tirarlas, un modo ecológico de reaprovechar estos elementos que son totalmente reciclables y además aprovechar los beneficios que nos pueden ofrecer para diferentes aplicaciones que seguramente desconocías:

  1. Para darle vida a tus plantas: Las bolsitas de té usadas pueden darle nueva vida a tus plantas, solamente debes colocarlas dentro de las macetas y cubrirlas con un poco de tierra. Los nutrientes del té hacen más fuerte la tierra fertilizándola y además ahuyenta a plagas, hormigas y demás intrusos indeseados del jardín.
  2. Para curar heridas en la piel: El té de manzanilla, albahaca, té verde o negro tienen propiedades sanadoras para la piel. Problemas de cicatrices, granitos, espinillas o quemaduras se pueden tratar sutilmente con las bolsitas de té usadas. Moja una bolsita y aplícala sobre la piel para ver resultados en pocos días.
  3. Adiós al mal olor de tu calzado: Las bolsitas de té que ya estén secas te pueden servir para sacar toda esa humedad de tus zapatos que hace que estos huelan tan mal. Solamente toma las bolsitas y colócalas dentro de los zapatos. El té absorberá la humedad y por ende también el mal olor, eso sí, cámbialas cada vez que notes que el olor regresa.
  4. De hecho, úsalas en todo lugar que tenga mal olor: Baños, refrigeradores, alacenas, el bote de la basura, la cajita de arena del gato, todo lugar que se destaque por absorber o emanar malos olores o que sean no gratos puede verse beneficiado de un bolsita de té usada. Olvídate del popurrí, usa bolsas secas de té usadas en todos estos lugares que hemos mencionado y verás la diferencia en el ambiente.
  5. Para quitarte el olor a comida: Picar ajo, cebolla o cualquier ingrediente de olor fuerte puede ser incómodo ya que el aroma se impregna en las manos. Bueno la solución es sencilla, ten cerca esas bolsitas de té usadas y frótalas en tu piel para sacar el mal olor. De hecho, hablando de olores incómodos, el olor a sudor se pueden evitar con bolsitas. Ten en la bolsa dos bolsitas para momentos de urgencia, es más discreto que llevar un desodorante dentro de tu bolsa.

Disfruta no solamente de lo delicioso que es tomar té, sino que también toma ventaja de estos usos de las bolsitas que ya has empleado para que así puedas hacer de ellas un desarrollo sustentable en el hogar.