Podemos reproducir la idea de las bolsitas de semillas como una regalo para diversas ocasiones, con el detalle extra de regalar a la vez una bolsa para alimentos, libros, o para que quien la reciba la use como más lo desee. Veamos algunas opciones para regalar semillas a nuestros amigos y conocidos.

En una fiesta infantil

En la bolsa de dulces que regalamos normalmente en las fiestas infantiles podemos agregar una bolsa de semillas, y además como parte de las actividades de la fiesta podemos sembrarlas dentro de vasitos o cáscaras de huevo (son almácigos nutritivos) para que los chicos puedan llevarlas al terminar la fiesta a casa.


Las bolsas de regalo con semillas son una opción respetuosa con el medio ambiente y divertida

En una tarde de té o café

Para hacer de la tarde de té o café con las amigas algo diferente podemos hacer una bolsita con tierra nutritiva, semillas y almácigos de plástico o papel (los venden en cualquier botánico) para que nuestras amigas puedan sembrar en sus casas las semillas. Eso sí, no olvidemos imprimir algunas instrucciones y recomendaciones para hacer del sembrado y traslado de las plantas algo más sencillo. La idea es regalar un pequeño kit completo de jardinería urbana.

En un día especial

A veces en los días dela madre, del niño, del amigo o cualquier día de celebración especial no sabemos qué regalar. Bueno una bolsa con dulces, galletas, caramelos, o cualquier otro detalle se puede hacer más interesante al regalar también semillas para un huerto urbano, más recordemos también integrar unas instrucciones.

En el techo del hogar, en un espacio tan reducido como dos metros por dos metros de tierra o simplemente en una maceta larga dentro de casa, cualquier lugar puede ser un huerto urbano, y regalando semillas para que esto sea posible no solamente estaremos poniendo nuestro granito de arena para un mundo más ecológico, sino que daremos a nuestros amigos y familiares la alegría de ver crecer sus propios frutos.