Es cierto que el mayor peso que supone el mecanismo de un techo metálico plegable afecta a las prestaciones del vehículo, dejándolo en una mínima desventaja con respecto a la versión coupé, aunque está desventaja, en la práctica, es inapreciable. Así, el consumo medio de combustible es de 8,7 litros a los 100 km, en vez de los 8,3 del coupé, y la media de emisiones, en lugar de los 194 g/km del coupé, pasan a ser 203 g/km.

Exteriormente, apenas existe diferencia en sus líneas de diseño con respecto a la versión coupé, por lo que el M4 Cabrio desprende elegancia y deportividad tanto con el techo plegado como desplegado. Los pasos de rueda son abultados a fin de que el vehículo pueda lucir sus llantas de 18 pulgadas de serie, con la posibilidad de montar hasta de 19 pulgadas. La parte delantera del vehículo ofrece un diseño muy agresivo, a la vez que preparado para ofrecer una gran aerodinámica frente al viento.

Exterior del M4 descapotable

El motor del M4 Cabrio es el mismo que el de la versión coupé, un 3.0 de 6 cilindros en línea sobrealimentado con doble turbo, con una potencia de 431 CV y un par motor de 550 Nm. Gracias a esta potencia, este descapotable de tracción trasera puede acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,4 segundos, si se le aplica la nueva caja de cambios disponible de doble embrague y 7 velocidades.

A fin de reducir el peso con respecto a la versión anterior, la compañía alemana a procedido a emplear materiales más ligeros. Este es el caso del aluminio, empleado para las aletas delanteras y el capó del motor. También se ha recurrido al empleo de plásticos reforzados con fibra de carbono, material más ligero a la vez que más rígido, utilizándose, por ejemplo, para la construcción del árbol de transmisión o la barra de torretas del vano motor, más ligera que el de aluminio, pesando apentas 1,5 kg, pero mucho más rigida, mejorando el comportamiento en curva y las respuestas del volante.

El interior del nuevo techo metálico plegable, compuesto de tres partes, ha sido revestido para mejorar el aislamiento térmico y acústico. El techo tarda 20 segundos en desplegarse completamento. Para ello, bastará con pulsar un botón, pudiendose desplegar incluso con el vehículo en movimiento, hasta una velocidad máxima de 18 km/h.

Imagen del  interior del BMW M4 cabrio

Además del completo equipamiento de serie, existen muchos equipos opcionables para mejorar el confort, el dinamismo y la estética del coche, así como dotarlo de personalidad propía, un vehículo totalmente personalizable.

El nuevo BMW M4 Cabrio será presentado en el Salón de Nueva York de este mes y saldrá a la venta el próximo otoño. Probablemente el precio ronde los 93.000 euros, aunque habrá que esperar para saber el precio definitivo.