El nuevo BMW de la serie 2 en el año 2015 en sí se ha dado un paso atrás, muchas características con las que ha llegado son aquellas que dejaron de verse a lo largo de la última generación de pequeños BMW. La compañía es consciente de esto e incluso ha anunciado que este modelo de dos puertas es el sucesor espiritual para el modelo del 2002, modelo que es anterior a la serie 3, sin embargo esto no ha diezmado la calidad y desempeño del nuevo modelo, es inclusive mejor en muchos aspectos que su predecesor y además viene acompañado del lujo, elegancia y potencia característicos de esta marca.

Hay que dar un vistazo a las diferencias entre el modelo M anterior y el del M235i para comprender las diferencias y mejorías que acompañan al nuevo modelo, y que contrarrestan lo que pareciera ser un arriesgado paso hacia atrás en cuanto al diseño por parte de la BMW. El M235i lleva un motor de seis cilindros en línea que brinda 320 caballos de fuerza, en comparación con el del BMW M3 con 333. Desde luego el nuevo M235i utiliza un turbocompresor para maximizar la potencia, mientras que su predecesor utilizaba revoluciones muy altas para lograr esos números.

Interior del nuevo M235i

Utiliza los neumáticos escalonados en sus ruedas de 18 pulgadas, al igual que utilizaba el M3. Mientras que ambos están equipados con transmisión manual de seis velocidades, el M235i queda atrás del M3 en llegar a las 60 mph por una décima de segundo (4,9 segundos a 4,8), pero es dos décimas más rápido al llegar al cuarto de milla (13,4 segundos a 13,6). Por otro lado, debido a que las transmisiones automáticas han mejorado mucho en la última década, con su transmisión automática de ocho velocidades acelera a 60 mph en 4,3 segundos y cubre el cuarto de milla en 12,9. El M235i también se detiene más rápido y gira más duro que el viejo modelo M dado a que la tecnología de los neumáticos también ha avanzado.

Con respecto al desempeño para la serie 2 se cuenta con dos motores disponibles, uno de 2.0 litros turbo de cuatro cilindros para el 228i, con capacidad de 240 CV y 258 libras-pie de torque; y un motor turbo de 3.0 litros en línea de seis cilindros en el M235i que proporciona 322 CV y 332 libras-pie de torque. La tracción trasera es estándar, pero para este año está disponible la tracción de las cuatro ruedas, los modelos de tracción trasera tienen la opción de una transmisión manual de seis velocidades o una automática de ocho velocidades.

La Serie 2 gestiona su consumo de combustible en su modo de tracción trasera con un resultado de  22 mpg en ciudad, 34 mpg en carretera y 26 mpg combinado. En el modelo de  M235i, la EPA menciona un aproximado de 19 mpg en ciudad, 28 mpg en carretera y 22 mpg combinado, sin embargo esto puede variar.

Con un precio base que va desde los  40,000 a los 45,000 euros, el nuevo M235i es un regreso al tan amado estilo clásico de la BMW impulsado por el poder y ventajas de la tecnología del presente.